El 10% de los habitantes de las islas Salomón presenta una extraña combinación

Diez por ciento de habitantes de islas Salomón presenta una extraña combinación

En islas Salomón, en el Pacífico Sur, habitan melanesios. Niños, jóvenes y adultos con aspecto que asombra y desvela por igual. Todos sus habitantes tienen piel negra. Comparativamente, la piel más oscura que existe fuera de países africanos. Pero de ellos, 10% presenta exótica cabellera rubia que contrasta y sorprende a propios y ajenos.

La teoría, que primero se difundió y luego fue vox pópuli, dictaba que esa peculiar cabellera se explicaba a partir de la colonización de islas Salomón, cuando comerciantes europeos tuvieron relaciones sexuales con indígenas locales. Ese intercambio, se creía, generó la combinación posterior.

Otra teoría que manejaban nativos decía que el rubio del 10% se correspondía a dieta especial, rica en pescado, y exposición a potentes rayos solares de la zona. En 2012 un grupo de científicos de la Universidad de Bristol, Reino Unido, y Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, fue a la isla para analizar en detenimiento el fenómeno.

Los nativos creían que su cabellera se explicaba por su dieta y por los rayos solares

Nativos creían que su cabellera se explicaba por su dieta y rayos solares

El equipo de investigación sorteó dificultades que presenta una isla muy poco desarrollada, sin rutas para transitar ni electricidad, además de diversidad lingüística, pero tomó una muestra significativa: mechones de cabellos de 43 nativos rubios y 42 morochos y compararon genomas involucrados. Asimismo, se pidió que escupieran dentro de un tubo para posterior análisis de ADN. En un mes, recolectaron más de mil muestras.

Resultados, publicados en la revista Science, indican que hay un gen responsable en la extraña combinación, único en el mundo. Tras notar la gran intensidad del cromosoma, que representa 50% de cambios en el color de pelo de melanesios, identificaron al gen TYRP1.

El gen TYRP1 es el responsable de su peculiar cabellera rubia

El gen TYRP1 es el responsable de su peculiar cabellera rubia

Científicos lo consideraron como una de las evoluciones más recientes de la raza y el dorado de sus cabellos como el color más nuevo de la historia de la humanidad. El gen TYRP1 promueve una proteína vinculada con tirosinasa, enzima que influye en la pigmentación en seres humanos y ratones.

Este ADN es único y diferente al resto de humanos. Se cree que se originó en la región ecuatorial de Oceanía. “Inesperado y fascinante”, consideraron responsables del estudio. El equipo de investigación resaltó la importancia de analizar genéticamente a poblaciones aisladas, ya que piensan que, en caso contrario, tratamientos médicos del futuro favorecerían a algunos colectivos en detrimento de otros menos conocidos.