Emotiva carta de una docente que se multiplicó en redes

Politica, Sociedad

Luego de la convocatoria a “Abrazar la escuela pública”, en forma anónima circuló un posteo conmovedor. Qué escribió esta maestra.

Infonews

En el conflicto docente e instalación de la “Escuela itinerante”, hubo en todo el país el llamado “Abrazo a la escuela pública”, una de las tantas medidas convocadas por gremios docentes para repudiar la represión del Gobierno contra maestros el pasado domingo en Plaza de Mayo.

Escuelas de todos los niveles y profesorados docentes se sumaron. La actividad estuvo abierta a toda la comunidad, bajo la consigna “la escuela pública enseña, resiste y sueña”. Entre todos los mensajes de apoyo que se leyeron en la jornada de lucha, uno destacó: la carta anónima de una docente que se multiplicó por redes y alcanzó rápida difusión.

La compartimos:

Carta para abrazar escuelas:

“Hoy durante todo el día, docentes, junto a la comunidad de padres y alumnos abrazan escuelas. ¿Por qué? ¿Qué significa? Pensemos en el Abrazar, abrazarse, abrazo sincero tan frecuente para algunos y difícil para otros. Pensemos en el abrazo a este Instituto….”

¿Qué abrazaríamos? ¿A nuestras queridas compañeras? ¿Enseñanza? ¿Algunos profesores? ¿Aprender gratuitamente? ¿Futuras/os docentes?  ¿Diversidad cultural y social que aquí encontramos? ¿Tolerancia? ¿ Dolor, tristeza, cansancio?

Pensemos ahora, qué no abrazaríamos. ¿Injusticia? ¿Prepotencia? ¿Hipocresía? 

Pero, se abraza el dolor y alegría. Cuando abrazamos para consolar o por felicidad lo hacemos para encontrarnos con los otros, siempre nos hace sentir mejor y bien. Sostener y sostenernos.

Infonews

Pensamos en el instituto desde un nosotros. ¿Este nosotros quién lo posibilita? Todos y todo lo que aquí se encuentra, pero vayamos más allá, pensemos por qué estamos en este lugar, de construir ese nosotros porque existe la escuela pública. Que es de todos y todas, del pueblo argentino .

Pensemos ahora, en todas las escuelas públicas distribuidas en todo el país, desde las más escondidas hasta céntricas, bien visibles. Todas con diferentes culturas, con más o menos carencias, grandes desigualdades, gran diversidad de niños, padres, docentes y no docentes. Pensemos en estos espacios diseñados especialmente para enseñar y aprender, espacios vividos y como son vividos, recorrido histórico de la escuela, en sus luchas, avances y retrocesos, esfuerzo cotidiano de muchos docentes que trabajan por transformarla, qué significa para cada uno de nosotros abrazarla.

Abrazarla es defenderla, reconocerla como válida y posible porque hace efectivo el derecho de todos a la educación. Posibilitar diversidad, convivencia y enriquecimiento desde la pluralidad cultural y social. Construir conciencia, reflexión, responsabilidad, compromiso, libertad. Decir no a la violencia, basta de represión, no al autoritarismo y cualquier tipo de disciplinamiento. Un símbolo de unidad en defensa de nuestros derechos, justicia (pedir el cumplimiento de Paritaria Nacional, del salario. Redistribución del presupuesto siendo mayor para educación, ciencia y salud. Entre muchos otros. Justicia y escucha).

Abrazar la escuela nada tiene que ver con desestabilizar gobiernos o instituciones, es sabido que cualquier poder se desestabiliza cuando no tiene respuestas suficientes y/o cuando tiene miedo, y levanta fantasmas inexistentes. Ejercer el derecho a la libre expresión.

Infonews

Hoy no podemos abrazarla físicamente, tal vez esta situación nos llevaría a una reflexión sobre nuestras imposibilidades, dificultades, trayectorias más o menos individualistas. Pero también capacidades y potencialidades. Es oportuno citar palabras de Gandhi: “No da solo fuerza la cantidad, la fuerza viene de una voluntad indomable”. Podemos estar en desacuerdo o no con paros y movilizaciones. Debemos respetar esos desacuerdos. Pero, ¿podemos estar en desacuerdo con abrazar la escuela pública?

Me gustaría finalmente leer unos versos de María Elena Walsh ( tan leída, en democracia, en nuestras escuelas): “Tantas veces te mataron, tantas resucitarás, Tantas noches pasarás Desesperando. A la hora del naufragio Y de la oscuridad Alguien te rescatará Para ir cantando”.

Cantemos juntos. No perdamos el canto, abracemos a la escuela pública”.

Escrito por Redaccion

Leave a Reply