Devuelven bebé a mamá biológica: Lo quemó, fracturó y está en coma

Policiales

La Justicia decidió arrancar al niño de su familia del corazón para regresarlo a su madre de sangre, quién le dejó marcas de cigarrillos en sus testículos al mes y medio de vida. Ahora, a los seis meses, dos días después tenerlo con ella, el niño volvió a ingresar al hospital con traumatismo de cráneo, asistido por un respirador. Se investiga si fue abusado.

La directora del hospital pediátrico Juan Pablo I de Corrientes, Estela Machado, afirmó que “hay presunciones de abuso” sobre Valentino, un bebé de seis meses que está internado en grave estado tras haber sido maltratado.

El informe médico sobre el pequeño que vivía con una familia sustituta y fue restituido por la jueza de menores Rosa Esquivel a su madre biológica, luego de habérselo retirado cuando el bebé tenía un mes y medio también por maltrato, detalla que ahora, a los seis meses, “está en coma, con traumatismo de cráneo y asistido por un respirador”.

Machado informó este viernes que el bebé ingresó el miércoles a la noche “con traumatismo de cráneo” y que “el maltrato se vio ya en la primera internación, cuando vino con una fractura de brazo” .

“Ingresó en grave estado, continúa mecánicamente asistido y su estado es reservado”, puntualizó la directora del nosocomio y remarcó: “La más importante, es la lesión de cráneo, que lo lleva a estar en terapia intensiva y con respirador”.

Por otra parte, el senador provincial Noel Breard, que se interiorizó sobre el caso, declaró a Radio Dos que, tras hablar con personal médico, le confirmaron que el bebé también tiene lesiones en la zona anal.

Adelantó que legisladores se reunirán con el fiscal General y miembros del Superior Tribunal de Justicia, “porque no puede suceder dos veces la misma situación”.

La decisión de la jueza Esquivel de haber restituido el bebé a su madre biológica, a pesar de que el niño ya había ingresado al hospital Pediátrico cuando tenía un mes y medio, con un brazo quebrado, resulta difícil de explicar.

Por su parte, la magistrada justificó su decisión en diálogo con la prensa y afirmó que lo que le sucedió al pequeño fue “imprevisible. Se efectuaron los informes necesarios para que el juez tome la decisión de llevar a cabo la restitución, lo que sucede después, es imprevisible”, dijo Esquivel en declaraciones al mismo medio.

Agregó que “cuando yo tomo la decisión, del Informe socioambiental del expediente, no surge ningún elemento que haga presumir que se estaba ante una persona peligrosa”.

Sobre la progenitora del pequeño, la magistrada relató que tiempo atrás “fue ella la que no se sentía en condiciones de criar al niño y solicitó ayuda” y mencionó que el bebé fue puesto en guarda con una “Familia del corazón para que lo cuide en forma provisoria y excepcional”.

Agregó que luego se trabajó para la revinculación del niño con la madre y que “en todo el expediente, del examen psicológico y social, no existe ninguna patología que tienda a que ella pueda descuidar a la criatura”.

“Si en el expediente no surge ningún elemento contradictorio, no puedo ir en contra de los derechos de la madre y violar todos los tratados internacionales. No puedo impedir que el niño vuelva a su entorno familiar”, remarcó.

En cuanto al primer episodio de maltrato que padeció Valentino cuando tenía un mes y medio, Esquivel explicó que la situación se da “cuando ella sale de la casa y el bebé se queda al cuidado de un medio hermano y luego se encuentra con la circunstancia del bracito”.

“Ella cumplió con todas las indicaciones y controles cuando debía llevar a la criatura, siempre fue una madre preocupada por los problemas y se adecuó al proceso administrativo para la revinculación”, afirmó la jueza, quien dijo estar
“conmocionada” por la situación.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply