CARTA DE LECTORES – Los derechos no se ajustan

Sociedad

Por Ariel Quassi – Atleta paralímpico, docente

Amigos, no suelo subir opiniones, y menos cuando no tienen que ver con mi carrera deportiva, pero por obvias razones hoy estoy indignado, asqueado y avergonzado.
La legislación en cuanto a la protección social para personas con discapacidad nunca fue lo suficientemente buena en Argentina, pero existía y era una leve brisa para nosotros. Hay muchas cosas que deben ser modificadas, pero siempre en función de proteger AUN MAS al que lo necesita y a su familia, con trámites agiles y que alivianen el trajín de tener una discapacidad o un integrante de la familia con esta condición. Una buena administración no ajusta, se expande.
Es directamente agresivo que se estipule que no pueden ser acreedores del beneficio:
– Aquel discapacitado cuyo tutor responsable, cónyuge o consanguíneo obligado perciba un ingreso equivalente a tres jubilaciones mínimas, es decir, de 19.200 pesos por mes. Esa suma se ajustará.
-Quienes tienen un bien a su nombre, como un auto. Independientemente que este sea indispensable para garantizar la movilidad del discapacitado.
– Aquella persona con discapacidad cuyo cónyuge cobre una pensión o jubilación, incluso la mínima de 6.377 pesos. Con este último monto, la norma a la que se ciñe Desarrollo Social considera que un discapacitado y su pareja pueden vivir sin caer en la pobreza.
Independientemente de la determinación que tomen sobre esto (marcha atrás, foja cero, etc.) muestra el nivel de insensibilidad y falta de interés (primero pensé que no sabían, el tiempo me demostró que no les interesa) de quienes toman decisiones que afectan directamente VIDAS.
Les propongo que en vez de mandar a trabajar a personas con discapacidad (a quienes deberían proteger también en esa instancia, asegurándole una inserción laboral pensando en el resultado terapéutico y posterior sostén económico) se pongan a laburar ustedes, que son gobierno y tienen esa responsabilidad.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply