El campo retiene cosecha y presiona la devaluación poselectoral

Politica, Sociedad

El ingreso de soja entre abril y mayo fue el más bajo de los últimos siete años y aguantan granos hasta que el peso se desplome. Gobierne quién sea, empresarios rurales priman el afán de ganancia.

media-photo_59401010d669e67b19cf75d7_640w

Un sector beneficiado por el gobierno de Mauricio Macri, es el de los empresarios rurales ya que uno de los impuestos que sí se bajó fue de retenciones al agro. Dato no menor es que el auto más vendido fue la camioneta Hilux, fetiche de acaudalados empresarios de boinas y bombachas largas.

Pero muchachos de grandes espacios veredes, tienen claro su política: generar la mayor ganancia posible, sin reparar en el resto. Así que, como hicieron durante el kirchnerismo, el campo no entrega granos esperando mayor devaluación del peso,  para tener todavía mayores dividendos.

El sector pagó 67.180 millones de pesos en retenciones en lugar de 115.195 que significarían la no quita de impuestos para el sector. Después nos preguntamos por qué son ‘necesarios’ los tarifazos. Lo que no paga este sector, ahora lo pone el pueblo en su conjunto, sin importar cuánto ganen por mes trabajadores.

Esperando que el dólar suba, que sería tras elecciones, según dejan entrever desde el Gobierno, la liquidación de divisa, es decir, venta de granos al exterior, volvió a retroceder hasta alcanzar un piso de 4344 millones de dólares, 15,8 por ciento menos que el año pasado y 9,4 que en 2015.

“En períodos previos a cada devaluación se manifiesta, como contracara, fuerte retención de cosecha protagonizada por grandes exportadores”, advierte el informe del CEPA elaborado por Hernán Letcher y Julia Strada.

 

Escrito por Redaccion

Leave a Reply