(El Día)

Durante la mañana del sábado sonó el teléfono en la conserjería de un hotel alojamiento del barrio San Carlos de la capital provincial. Una pareja que alquiló una habitación alertaba que “una mujer gritaba mucho” y el ruido, lejos de molestarlos, los preocupaba.

Una empleada del hotel se dirigió entonces a la habitación número 13, desde donde provenían gritos, pensando en encontrarse con una discusión de pareja subida de tono o una esposa que siguió a su marido hasta el establecimiento. Ninguna alternativa era correcta: se encontró con seis personas, entre ellas una adolescente de 16 años que corrió a su encuentro y le dijo que sus acompañantes “la secuestraron y violaron”.

Abuso-de-una-menor-en-un-hotel-de-la-plata-SF