Una fuerte explosión en la entrada de un jardín de infantes en el este de China dejó este jueves al menos siete muertos y 59 heridos.

Desesperación y caos se adueñaron de la mañana en el condado de Fengxian, en la provincia de Jiangsu a 600 kilómetros al sur de Beijing, La policía investiga si fue un accidente o atentado.

“A las cinco de la tarde escuchamos un estallido y pensamos que fue una explosión de gas en un puesto de comida cercano”, relató un comerciante, que estaba en cercanías.

Happening now: Multiple wounded, including children, in kindergarten in E. China’s Jiangsu; Investigation is underway