Una afiliada al Pami murió de un edema de glotis tras ser rechazada en tres sanatorios de Rosario

Sociedad

Una mujer denunció públicamente este jueves a la mañana durante una entrevista que su madre, afiliada al Pami que había optado por el grupo Masa, murió de un edema de glotis en menos de tres horas tras ser rechazada en tres sanatorios de Rosario que le informaron a los familiares de la fallecida que no trabajaban con Pami, lo que se contradice con lo expuesto días atrás por la titular del organismo, Milva Sánchez.

La odisea por la que tuvo que atravesar Liliana Gallegos, hija de la afiliada al Pami fallecida, comenzó cuando la mujer se cayó en su casa y entonces se comunicó telefónicamente con su hija para contarle lo sucedido.

“Mi mamá me dijo que se cayó, entonces la llevamos a la clínica de Primeros Auxilios 21 de Diciembre, en donde nos atendieron muy bien, le ordenaron una radiografía , con buen criterio, por el tema de que se había golpeado, tenía presión normal. Entró y salió por sus propios medios y hablaba con normalidad”, contó Gallegos.

“Cuando llegamos a casa le dimos un paracetamol y no lo pudo tragar y ahí empezó el cuadro. Mi mamá hace un edema de glotis, aunque nunca le colocaron ningún medicamento”, continuó.

La madre de Liliana pertenecía al grupo Masa, que dejó de dar prestaciones a Pami, por lo cual, siempre según el relato de Gallegos, llamaron al sistema de emergencias y los profesionales se comunicaron con tres sanatorios de Rosario los que supuestamente desde el Pami les habían informado que atendían a los afiliados en casos de urgencias. Sin embargo, la mujer aseguró que en ninguno admitieron a su madre.

“Mientras ella estaba haciendo un edema de glotis y los médicos de emergencias nos dijeron que era para internación, fuimos al hospital de Granadero Baigorria, allí le hicieron estudios y nos enviaron a Pami II (en Alberdi)”, relató. Sin embargo, en el policlínico de la zona norte de Rosario les dijeron a los familiares de la paciente que no la podían recibir porque “era de San Lorenzo”.

“Fue un destrato total”, contó indignada la mujer y agregó que después de deambular desde San Lorenzo hasta Granadero Baigorria, y de allí al Pami II en Rosario, les dijeron que “probáramos con el Hospital Italiano”.

“Cuando llega al Italiano el médico de urgencia se puso firme, pero mi mamá se puso cada vez peor, finalmente le hicieron un lugar en terapia intensiva pero mi mamá murió a las dos de la mañana. La pregunta nuestra es que si la hubieran atendido antes no hubiera pasado ésto. La indignación que nos da el destrato que tuvieron y las mentiras que están diciendo del Pami, porque no hay lugar para internación. Los médicos de los sanatorios estaban desesperados y nos dijeron que les pasa a diario este tipo de situaciones”, aseguró.

Finalmente, al ser consultada por el periodista sanlorencino por la información que brindó la titular del Pami sobre los centros de salud disponibles para los afiliados, la mujer sentenció: “Es fácil hablar detrás de un escritorio”, “No creo en Pami, no creo en nada”.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply