La Justicia de Mendoza investigará de oficio declaraciones de un sacerdote del departamento de Malargüe en un acto oficial el domingo, cuando instó a “levantarse en armas” contra programas de educación sexual.

El sacerdote Jorge “Pato” Gómez señaló, en el acto oficial por el Día de la Independencia en esa comuna del sur de la provincia, que había que “levantarse en armas para defender a nuestras familias” en rechazo de una jornada de educación sexual para estudiantes secundarios en el departamento.

El Ministerio Público Fiscal informó: “inició una causa de oficio por incitar a la violencia”.

“Como en el sur de la provincia hasta el 01 de agosto rige el Código Procesal Penal anterior a la Ley 6730, el fiscal Norberto Jamsech solicitó al Juzgado de Instrucción de turno que se aboque a la investigación”, añadieron.

El sacerdote dijo que durante jornadas de educación sexual “usaron penes de madera para que le pongan el preservativo, aquí, todos los (alumnos) secundarios de nuestras escuelas. ¿Eso es educación sexual?”.

Asimismo, consideró: “es una ofensa a Dios y tenemos que levantarnos en armas para defender nuestras familias”.

No fue la primera vez que el sacerdote malargüino es noticia por dichos: en 2011 tomó trascendencia nacional cuando interrumpió un acto en la Fiesta del Chivo, molesto por un show que a su entender ofendía la fe.

En el acto del grupo coral Lutherieces, que interpretaban la pieza “Educación Sexual Moderna”, el polémico cura se subió al escenario, le quitó el micrófono a uno de los integrantes y exigió que cambiaran su número porque atacaba “a su castidad”.

Ahí, señaló: “violar la fe es peor que un delito. Si una sociedad se ríe de la fe, esa sociedad ya está destruida. Violar la fe es mil veces peor que la violación de una hija”.