Dijo estar poseído, se cruzó de casa y atacó a cuchillazos a dos vecinos

Policiales

Un hombre tuvo una crisis y desató un brutal ataque contra unos vecinos en el Bº Andacollo VII, Chimbas. Fuentes policiales indicaron que el agresor primero se autoagredió con un cuchillo en el pecho e incluso uno de los puntazos le perforó un intestino. Lastimado, se cruzó a la vivienda de una pareja y los atacó a cuchillazos, provocándole heridas en el rostro y los hombros. Finalmente, el dueño de casa logró controlarlo y ahí el agresor aseguró que los atacó porque “se le había metido el Diablo”.

El ataque ocurrió a las 16 en la manzana H. En la Policía informaron que el agresor es Carlos Contreras (36), un empleado que trabaja en la Municipalidad de Calingasta y que vive en la casa 1. Las fuentes agregaron que este hombre hace una semana volvió a su hogar para someterse a una cirugía en un pie y descartaron que haya estado bajo los efectos de alguna sustancia. Anoche investigaban si sufrió una crisis producto de problemas personales.

Pero ayer a las 16, a Contreras le pasó algo. Fuentes policiales indicaron que el municipal se provocó heridas cortopunzantes y luego se cruzó por el fondo a la casa 2. Allí viven Rosa Álvarez (54), su marido Lucio Rodríguez (50) y su hija, María Belén (19). La versión policial señala que el hombre dormía, mientras su mujer y la chica veían televisión en el comedor. En ese momento, ambas escucharon golpes en la puerta de la cocina y cuando Rosa fue a ver, un ensangrentado Contreras entró y la hirió. Lucio se levantó y enfrentó al enajenado vecino, pero también salió lastimado. Luego de unos minutos, el jefe de hogar controló al municipal y cuando llegó otro vecino, Contreras les dijo que estaba poseído. “No sé si estaba poseído, pero éste (el agresor) siempre tiene problemas. Toma y se pone loco”, dijo Juan Pablo, otro hijo de la pareja herida.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply