Ryusei Imai es fan de Bruce Lee casi desde la cuna (Facebook/Ryuji Imai)

Ryusei Imai es fan de Bruce Lee casi desde la cuna 

Bruce Lee. Solo el nombre basta para identificar a una leyenda de artes marciales siempre vigente en la memoria del público. Capacidades, destreza y personalidad fueron tan magníficas que contagió y extendió el auge de la disciplina por todo occidente y exportó el talento a otras ramas, llegando a incursionar en cine, filosofía y literatura. Generó devoción en aficionados de todo el mundo. Todo lo conseguido, parece, será imposible de nivelar.

La magia del recordado artista marcial se fue tempranamente en 1973, con apenas 32 años. Desde entonces aparecieron varios “descendientes”, catalogados bajo el mote de nuevos herederos. Tarea difícil ser igual de innovador, pensador, carismático, perspicaz y habilidoso. El último se llama Ryusei Imai. Radicado en Japón, es solo un niño de siete años que por el fanatismo entrena arduamente, demostrando enorme disciplina, para ser como su ídolo.

Hace dos años Ryusei adquirió popularidad luego de que su padre compartiese en YouTube un video imitando a la perfección la secuencia de movimientos -maniobrando un nunchaku- del famoso actor en la célebre película Game of Death. La publicación despertó interés de la gente y se viralizó rápidamente. El alcance fue supremo: hoy aquel corto tiene casi once millones visitas.

Comenzó a entrenarse e imitarlo a los cuatro años (@ryusei2010)

Comenzó a entrenarse e imitarlo a los cuatro años 

El impactante talento que ostenta lo llevó a programas de la televisión japonesa y, también en alguna ocasión, Corea del Sur. Pero la masividad de aficionados la logró en la web. Hoy es toda una sensación en redes sociales. Aunque su preferida es Facebook (tiene casi 280 mil seguidores), en Instagram tiene más de 37 mil, cifra similar que ostenta en YouTube, con 33 mil suscriptores.

El pequeño mira filmes de Bruce Lee desde que tenía un año. E inició su travesía en artes marciales a los cuatro. En publicaciones de distintos canales sociales muestra fragmentos practicando golpes al aire o ante un colchón sostenido por alguno de sus padres, manteniendo el intenso ritmo durante varios minutos. Patadas y lanzamientos de puños con velocidad, coordinación y disciplina para adoptar cada posición que resulta admirable.

En las redes comparte sus destacadas destrezas (Facebook/Ryuji Imai)

En redes comparte destacadas destrezas

Corriendo, subiendo largos tramos de escaleras, haciendo flexiones con una sola mano, practicando abdominales con pesas, ejercitando equilibrio caminando con los brazos o sosteniendo el cuerpo con solo dos dedos, demuestra capacidad y resistencia asombrosa. Sesiones de entrenamiento suelen complementarse además con combates ante su padre. La extenuante rutina explica la sorprendente musculatura en su corta edad. Tiene una condición física inusual para alguien tan joven. Es todo un ejemplo inspirador del fitness.

Capacidad atlética y dotes singulares lo asemejan a su gran maestro. Es acaso el más ferviente admirador de Bruce Lee. Y los padres cuentan que sueña más allá: quiere ser la reencarnación. Busca equiparar virtudes, tan ambicioso como valedero, le deparará un largo y exigente camino por recorrer que ya levantó reparos y dudas sobre deseos del menor y debate acerca de si es adecuado tamaña demanda para alguien en prematuro desarrollo. Por caso, ahora está en reposo. Se lesionó la pierna, pasó por el quirófano y está en plena reahabilitación.