“La crisis de refugiados no se resuelve construyendo muros”

Internacionales

A sus 44 años, Audrey Azoulay se perfila como una figura política francesa con proyección internacional. La actual ministra de Cultura de Francia es una firme candidata a dirigir la Unesco, un plano donde se desenvuelve con eficacia y naturalidad. La respalda un largo currículum donde, entre otros datos señala que estudió en la prestigiosa Escuela Nacional de Administración, centro de formación de numerosos políticos franceses. Hija de padres marroquíes, remarca orgullosa que su “integración” en Francia “se dio a través de las escuelas de la República”. En diálogo con Clarín en la breve visita que realizó esta semana a Buenos Aires, destaca que los ataques terroristas en Francia tuvieron como blanco ese modelo “universal”, multicultural y “laico” que defiende. En un fluido castellano, asegura que la única solución duradera para la crisis de refugiados no son “los muros”, sino fortalecer “la educación y el desarrollo económico”.

¿Cómo describiría la llegada de Macrón a la presidencia de Francia?

Hubo un momento de gran inquietud en Francia con un incremento de la extrema derecha. La elección de Emmanuel Macrón fue una gran victoria moral. Significó un viento de esperanza parala población, con un cambio generacional, de metodología política, y hacia una Francia abierta a Europa y al mundo. Es un gran orgullo haber salido de esa inquietud que generaba la extrema derecha.

"La crisis de refugiados no se resuelve construyendo muros"

Audrey Azoulay es hija de padres marroquíes. Destaca, orgullosa, que su “integración” en Francia “se dio a través de las escuelas de la República” (David Fernández)

Pero sigue habiendo dificultades en la integración europea.

El Brexit (salida de Gran Bretaña de la UE), paradójicamente, unió a los demás países de Europa. Tenemos muchos desafíos como los refugiados o el cambio climático, y para enfrentarlos tenemos que unirnos. La UE es una unidad que funciona sobre la solidaridad, no es un club de países iguales. Claro que hay diferencias económicas y culturales muy marcadas. Pero el proyecto es justamente encontrar juntos posiciones que puedan fortalecernos globalmente.

Sin embargo, Italia quedó sólo ante la crisis de refugiados.

No creo que sea así. Sólo que Italia está más expuesta por su posición geográfica. Pero hemos trabajado para lograr acuerdos en el marco de Europa. En ninguna hipótesis se puede dejar sola a Italia. Esto es también uno de los desafíos que tiene Europa. Compartir riquezas, pero al mismo tiempo compartir este tipo de problemas conjuntamente.

La masiva llegada de inmigrantes parece haber desencadenado desacuerdos internos.

Hoy, según la ONU, tenemos 62 millones de personas desplazadas. Eso equivale a la población del Reino Unido. Pero la mayor parte de esa inmigración se produce en los países del sur. No es un problema que concierte sólo a los países ricos. Gran parte de estos desplazamientos se dan entre los países de Africa. Creo que hay que tener una visión global y humanista, para resolverlos.

"La crisis de refugiados no se resuelve construyendo muros"

Audrey Azoulay sostiene que Francia sufrió los ataques terroristas porque defiende valores de libertad e integración. (David Fernández)

¿Diría que Europa facilita realmente la integración de los inmigrantes?

Sí, claro. Francia se creó recibiendo inmigrantes. Yo soy hija de marroquíes y mi integración se hizo a través de las escuelas de la Repúblicas. Hoy, este carácter híbrido de la cultura francesa es un elemento fundamental de la integración. Y algo que hace a la fuerza de Francia.

¿Cómo se resuelve la crisis de los refugiados?

Creo que no hay una única solución. Tampoco una solución a corto plazo como construir muros. Las únicas soluciones durables, que van a ser sostenibles en el tiempo, tiene que ver con la educación y con el desarrollo económico. También con un desarrollo sustentable porque en el futuro vamos a tener refugiados climáticos.

Francia sufrió brutales atentados terroristas. Dio la impresión de que el ISIS se ensañó con el país. ¿Por qué diría que ocurrió esto?

Los atentados en Francia apuntaron a momentos particulares de reunión, de encuentros culturales. Está el caso de Bataclan, la Fiesta Nacional en Niza o la libertad de expresión en el caso de la revista Charlie Hebdo. Todos símbolos de la libertad. Creo que lo que atacan los extremistas es justamente eso. Para ellos es insoportable ver que los franceses se reúnen y tienen estos momentos de comunión. Fuimos atacados porque nosotros enarbolamos estos valores, y estamos orgullosos de este modelo donde gente distinta puede vivir junta. Esto es justamente lo que odian los terroristas.

Grupos extremistas como el ISIS, Boko Haram o los talibanes, destruyeron invaluables reliquias del patrimonio histórico. ¿Cómo se podría combatir esto?

Creo que lo primero es entender por qué hacen eso. Lo hacen porque son los símbolos de una historia y un pasado que no son los que ellos quieren mostrar. Quieren destruir el pasado para destruir la diversidad actual y la posibilidad de futuro. Por eso esto concierne a todo el mundo y no sólo a las poblaciones de Siria o Irak. Creo que podemos hacer varias cosas desde la Unesco, como valorizar esa historia que ellos quieren destruir o o reconstruir el patrimonio en conjunto con la población de la región.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply