“Tuvimos sexo con ella antes de irnos y cuando volvimos la encontramos muerta”

Policiales

“El lunes salimos a las 20.30, pero antes tuvimos relaciones con ella. Ella se quedó en la casa y le dimos una llave, y fuimos a buscar (a alguien para tener sexo) para nosotros, porque ella no quería. Cuando volvimos, 4.30 de la madrugada, estaba muerta”.

La que habla es Natalia. Ella y su esposo fueron de las últimas personas que vieron con vida a Ayelén Roldán. La joven de 19 años y embarazada de 6 meses apareció ahorcada en la casa de Natalia, ubicada en Glew. Y para los familiares de la chica asesinada, Natalia es responsable del crimen.

Según Natalia, Ayelén era la madrina de una de sus hijas y, según datos de la investigación, parte de la coartada de la pareja que dejó a la víctima al cuidado de sus 5 chicos fue corroborada. Lo que sucedió en la casa de Flemming al 3550, en Glew es un misterio.

Lo cierto es que Ayelén, que gestaba un bebé de 6 meses, fue asesinada con un cable. Antes de eso, a las 20 del lunes y según los dichos de Natalia, la pareja tuvo relaciones sexuales con la víctima y luego decidió salir a buscar otra opción.

Ayelén se quedó con los chicos. “Escuchamos que cerró y yo cerré con llave la puerta de calle. Cuando volvimos, la puerta de la cocina estaba entreabierta”, dijo Natalia en diálogo con TN.

También como le informó a la Fiscalía que investiga el homicidio, en su casa “faltan dos bolsas de ropa, que tenían también zapatillas”. La pareja se dedica a comprar indumentaria en La Salada y a revenderla en el barrio.

Hace menos de un mes que se mudaron a la casa donde fue hallada asesinada Ayelén. “Los chicos me dijeron que no escucharon nada”, dice Natalia que le preguntó a sus hijos. Y agregó: “La mesa estaba corrida, un frasco y vasos estaban en el piso”.

La causa fue caratulada como homicidio aunque no se descarta ninguna hipótesis. Los familiares de Ayelén mostraron su enojo por la liberación de la pareja dueña de la casa donde fue hallada asesinada la embarazada de 19 años. Y vecinos, amigos y allegador incendiaron autos y dejaron la cuadra de la comisaría 7 de Glew como una zona de guerra, furiosos por el caso.

Por lo incidentes, hay cuatro detenidos: dos mayores y dos menores.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply