Por primera vez desde que se difundieron sus chats con Natacha Jaitt (41), Diego Latorre (48) habló del escándalo mediático donde estuvo involucrado, en un mano a mano con Jorge Rial en Intrusos.

“Soy consciente de lo que pasa y la llevo como puedo. No tengo muchas defensas anímicas, estoy mal y es difícil sobrellevarlo -confesó-. Junto fuerzas, tengo hijos (Lola y Dieguito) y tengo a Yanina (Latorre), a mis padres, familia y gente que quiere ayudarme. No es justo este precio que pago”.

Y se explayó: “Cometí un error, pero no entiendo por qué tanto daño: hay dos chicos. Pasé momentos adversos, pero nunca así… Yanina es mediática y parecía que llevaba todo, y no es así: yo llevaba un proceso por dentro. A veces tomás decisiones no tanto con la cabeza. Cuando se hizo público todo tomé consciencia de lo que hice y me cayó la ficha. No lo hice sin pensar, pero a veces uno comete un exceso”.

Tras destacar a su esposa (“La admiro como mujer”), admitió que si no estuviera con ella, que “está más expuesta”, la repercusión “sería menor, sin dudas”. Y se permitió una confesión: “Estoy en una crisis, buscándome, mal, triste y con mucha angustia. Hay una valoración y juicio. El tema se presta para bromas, pero de pronto son cuestiones que suceden en familias, aunque en otros casos sin tanta exposición”.

“Me hago cargo, y ya pedí perdón donde debía hacerlo, dándole una respuesta a mis hijos”, dijo el ex jugador de Boca y Racing, y aseguró que con Jaitt, a quien conoció en eventos, “no hubo relación duradera”. Y puntualizó: “Siempre tuve claro que estas relaciones formaban parte de una infidelidad y nada más, es temporal, en mi casa están mis hijos y Yanina. Fue un impulso por querer tener un rato libre”.

“Hace unos meses intercambiamos lo que vieron. Tampoco me gustan los detalles”, avisó, y acusó directamente Natacha. “No entiendo el ensañamiento, destruyó todo, el vínculo con mis hijos”.

“Ella (Natacha) se jacta y el medio me condena más a mí que a ella que destruye. Uno sabe que tiene que llegar hasta un límite. Si esto fue una cama, algo preparado, se encargará la Justicia de averiguarlo”, agregó y contó que desde la última vez que se vieron hasta que el tema explotó en los medios, la actriz no volvió a comunicarse con él y nunca le dio a entender que actuaría como lo hizo: “No me demostró que actuaría de mala fe, caí y punto. Parecía simpática”.

Luego, admitió: “Tendría que haberme cuidado mas, lo que hice no fue para agredir o romper un vínculo, lo hice quizás hasta por dañarme a mí, no sé. Pero mis hijos y familia son el único capital que tengo” y dijo que estaba “arrepentido” de todo.

Sobre cómo era su relación con Natacha, aseguró que nunca hubo “doble vida ni nada” y detalló: “Nos encontramos dos veces en su casa, y una vez pasé por la casa cuando fui a un restaurante y la vi dos minutos”.

El domingo, cuando estalló el escándalo en los medios, Diego durmió en su casa, porque “sentía que tenía que estar”. A los pocos días, acompañó a su mujer al Bailando: “Sentía que Yanina ponía la cara. Di las disculpas en privado porque las públicas son algo de ficción. Asumo lo que hice. Fui al programa (ShomwMatchporque sentía que para ella era importante y la desestabilizaba y quería demostrar que la apoyaba, no sólo como marido, sino como alguien a quien uno quiere”.