(Nicolás Stulberg)

El presidente Mauricio Macri remarcó hoy ante industriales que el Gobierno generó “un marco macroeconómico responsable y sano” y pidió inversión del sector empresario, pero advirtió que el crecimiento del país “no se resolverá con atajos de devaluaciones sino de un camino gradual donde todos estén incluidos”.

“Bajamos la inflación que golpea a quienes menos tienen, con paritarias libres”, subrayó Macri, en el Día de la Industria en Pilar.

El jefe de Estado remarcó que desde su administración se “trabaja mucho para generar empleos” y también para reducir impuestos.

“El cambio en Argentina va en serio. Lograr estos avances no fue fácil, los resultados se sienten”, destacó Macri en su discurso, en donde, además, reconoció: “Sabemos que falta pero confíen que esto vino para quedarse, construyendo bases sólidas, cimientos necesarios para generar previsibilidad, algo que siempre nos faltó”.

“El pueblo y fábrica son lo mismo; es una misma identidad. Si crece la fábrica crece Argentina. Quiero que inviertan porque confían, porque creen en los argentinos”, manifestó Macri.

Finalmente, remarcó la necesidad de “prestigiar el sistema judicial”, y diferenció su gestión de gobiernos kirchneristas: “Pasamos de la mentira y trampa a confianza y decencia”, señaló.