Desde la puerta de tribunales de Lomas de Zamora, Florencia, novia de Marcos Bazán (34), segundo sospechoso por el crimen de Anahí Benítez (16), contó un extraño episodio.

Días antes de la detención y –según su versión– cuando la desaparición de la adolescente todavía no llegó a medios nacionales, su pareja denunció ver a un intruso en la reserva Santa Catalina donde fue hallado el cuerpo de la joven.

“La denuncia la hizo el domingo por la tarde. Vio a un hombre sospechoso, encapuchado, por la reserva cuando él sale de su casa al trabajo”, detalló la mujer en la puerta de tribunales, donde Bazán era indagado este martes.

Marcos Esteban Bazán, el segundo detenido por el crimen de Anahí

Marcos Esteban Bazán, segundo detenido por el crimen de Anahí

Y asimismo sumó: “Vio al sospechoso a pocos metros de la entrada de Garibaldi y vías, donde hay una barrera. Y el tipo al ver a mi novio corrió”.

Según la mujer, si bien no sabe en qué comisaría su pareja lo denunció, expresó que el dato sería sumado al expediente de la causa que lleva adelante la fiscal Verónica Pérez por el “homicidio” de la adolescente de 16 años.

Pérez dijo creer que entre los dos sospechosos del caso, el profesor de Matemática Agostino, liberado ayer lunes por la noche y Bazán, está el asesino de Anahí.