La desaparición de Fernanda Aguirre: después de 13 años un perito confirmó que la nota encontrada tras el secuestro era de ella

Policiales

Hace dos meses, el 25 de julio, se cumplieron 13 años de la desaparición de Fernanda Aguirre en la localidad entrerriana de San Benito. La misma cantidad de tiempo que lleva desaparecida es la edad que tenía la chica cuando la secuestraron. Tanto tiempo después, el perito que estuvo a cargo de la pericia caligráfica de una nota que encontraron en Santiago del Estero en 2004, confirmó que la letra era de ella. “Para mí, estaba con vida”, remarcó.

Se trata del comisario Ángel Iturria, ahora al frente de Criminalística de la Policía de Entre Ríos. Durante una nota con Elonce TV contó que aunque las características de la escritura mostraban coincidencias, dudaba de su propia pericia y por ese motivo buscó más material, incluso en la escuela a donde iba la chica desaparecida. Pero más buscó y más se convenció de que era su letra.

Aquella nota, que había sido encontrada por un matrimonio en Termas de Río Hondo, decía: “Soy Fernanda estoy secuestrada por dos personas, auxilio”. Casi no dejaba margen para suponer otra hipótesis que no fuera que había sido captada por una red de trata. Sin embargo, el funcionario sostuvo que “hay algunas provincias en las que es imposible investigar, hay mucha corrupción en todos los estamentos del Estado”.

Raptada

Fernanda Aguirre tenía 13 años. El 25 de julio de 2004 salió de su casa cerca de las cuatro de la tarde hacia el puesto de flores que su familia tenía frente al cementerio de San Benito.

“En cada cara de chica que veo, busco a mi hija”, dijo la mamá de Fernanda en su última entrevista.
El principal sospechoso del secuestro, Miguel Angel Lencina, fue detenido y se supo entonces que gozaba de una salida laboral del penal de Concepción del Uruguay, donde estaba cumpliendo una condena por el asesinato de una mujer.

El 6 de agosto de ese año, unos días después de que volviera a la cárcel, Lencina apareció ahorcado en su celda y con él, murió la posibilidad de que alguna vez se quebrara y contara qué había hecho con Fernanda.

Su viuda, Mirta Chávez, fue condenada en 2007 a 17 años de cárcel, acusada de haber sido quien llamó por teléfono a la familia para pedir un rescate de 2.000 pesos.

El 11 de mayo de 2010, la madre de Fernanda murió a los 45 años en una clínica de Buenos Aires a causa de una enfermedad terminal. Murió sin haber podido encontrarla.

“En cada cara de chica que veo, busco a mi hija”, dijo la mujer en su última declaración a la prensa.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply