Coronel Suárez: polémica por la muerte de una beba de 3 meses

Policiales

La familia de una beba de 3 meses fallecida hace algunos días, luego de estar 13 días en terapia intensiva, denunció que la pequeña murió porque no fue debidamente atendida en el Hospital Municipal de Coronel Suárez.

Tanto Jeniffer Pavón como Sergio Paz, padres de Catalina, aseguraron que su hija no recibió el oxígeno necesario cuando ingresó con un shock respiratorio el 5 de septiembre a la guardia del centro de salud.

Autoridades de Salud municipal negaron que hay habido negligencia en la atención y aseguraron que la patología que sufría la beba era de origen genético, de carácter infrecuente y de difícil diagnóstico.

La secretaria de Salud, doctora Marta Travería, sostuvo que el fallecimiento de la beba fue “un golpe muy duro para quienes trabajan en el Hospital”, aunque aseguró que “se hizo todo lo que debía hacerse ante un cuadro semejante”.

La funcionaria relató que el caso se registró el 5 de septiembre, cuando Catalina ingresó en la guardia en shock y con paro respiratorio.

“Se la ingresa inmediatamente al box de pediatría colocándole una máscara de oxígeno conectada a una fuente central de oxígeno y monitoreo pediátrico multiparamétrico, donde se registra frecuencia cardíaca, saturación de oxígeno y trazado electrocardiográfico”, contó Travería.

“Luego de realizar las maniobras de reanimación y lograr recuperar la frecuencia respiratoria, por la edad de la beba se llamó al sector de Neonatología, donde fue trasferida”, añadió.

Travería señaló que “la beba fue conectada a la boca de oxígeno central, no a tubos”.

“La causa del fallecimiento no se debió a una hipoxia, sino a una deficiencia de una enzima. La reanimación se realizó correctamente. Tras llegar con un paro respiratorio, se revirtió esta situación y por eso fue trasladada a Neonatología”, añadió.

Mencionó además que había cuatro pediatras neonatólogos en el hospital y un médico de adultos al momento de la llegada de Catalina.

“Si no se hubiese hecho una correcta reanimación no hubiese tenido frecuencia cardíaca y respiratoria”, describió.

Travería señaló que, dada la inestabilidad del cuadro y sin diagnóstico de certeza, se dispuso trasladar a la beba al Hospital Interzonal Doctor José Penna de Bahía Blanca, donde permaneció en terapia intensiva por 13 días, hasta que se produjo su deceso.

“En el Hospital Penna comenzó a mejorar, pero luego de dos días, por el déficit metabólico hereditario, desmejoró hasta fallecer”, refirió.

Las causas de la tragedia
“Siempre que suceden estas tragedias se activa el protocolo para determinar las causas del desenlace, para brindarle algo de paz a su familia”, añadió la doctora Travería.

Según el último informe brindado por el Hospital Penna, el diagnóstico más probable es que la beba murió por “una metabolopatía neurológica causada por déficit de decarboxilasa múltiple de carácter autosómico recesivo”; es decir, por una dolencia de origen genético.

“Ahora tenemos que analizar a fondo el diagnóstico para brindar una respuesta certera a los padres”, agregó Travería.

La secretaria de Salud indicó que “continúan los estudios en el Hospital Penna, se investiga una patología para nada frecuente y queremos un diagnóstico de certeza”.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply