“No pongo las manos en el fuego ni por Julio de Vido ni por nadie”

Politica

Así lo aseguró la expresidenta Cristina Kirchner cuando le preguntaron sobre la situación judicial del exministro de Planificación. Además, afirmó que existe una “utilización política” de los expedientes judiciales contra exfuncionarios de su gobierno

La expresidenta y candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana en la Provincia de Buenos Aires, Cristina Kirchner, salió ayer a despegarse de la figura del exministro de Planificación y actual diputado nacional Julio de Vido, y subrayó que solo pone “las manos en el fuego” por sus hijos y “nadie más”.

En una entrevista dada al programa que conduce la locutora Elizabeth Vernaci, la exjefa de Estado señaló que “no pongo las manos en el fuego ni por De Vido ni por nadie. Solo por mis hijos y por mí, pero por nadie más”, en lo que se vio como una suerte de “sacarle la mano del hombro” al exfuncionario que enfrentó ayer la tercera audiencia del juicio oral por la tragedia de Once.

A su vez, Cristina Kirchner negó que le haya sacado el manejo del área de Transporte a De Vido por el choque del tren Sarmiento en la Estación de Once en febrero de 2012, en el que resultaron muertas 52 personas. “No fue el tema de la tragedia de Once, fue que queríamos desarrollar una política de transporte más autónoma y con mayor grado de inversión”, señaló.

La exmandataria también fue consultada sobre por qué no sacó de su puesto a De Vido a pesar de las fuertes denuncias que existían en su contra por supuestos manejos irregulares en la función pública. “El Ministerio de Planificación Federal era muy grande. Una, como presidenta, va operando sobre la realidad, so­bre los factores, va avanzando en la medida que se pueda. No tenía ninguna certeza de que lo que se decía sobre De Vido fuera verdad, por eso siguió en su cargo”, resaltó Cristina.

Las declaraciones de la mandataria causaron sorpresa, ya que se dieron días después de que haya salido en defensa de su exministro, al sostener no solo que la tragedia ferroviaria no había sido su responsabilidad, sino además que el máximo responsable del siniestro habría sido el maquinista Marcos Córdoba por no haber frenado a tiempo la locomotora.

Uso político

En otro orden, la exmandataria fue muy clara al sentenciar que desde diversos sectores políticos “hay una utilización política” de la situación judicial de De Vido y otros exfuncionarios de su gobierno, frente a lo que se preguntó si de verdad desde el oficialismo existe “una preo­cupación real por luchar contra la corrupción”.

En ese sentido, dijo que “a la luz de lo que pasa, existe una suerte de cronograma judicial que va empalmado con el cronograma electoral. Es imposible desvincular lo que está pasando hoy en Tribunales con lo que ocurre en la política, sería muy ingenuo pensar lo contrario”.

Además, la expresidenta defendió sus ocho años de mandato, al indicar que durante su tiempo al frente de la Casa Rosada “hubo intentos destituyentes muy claros, no solo por lo que se decía, por las corridas financieras y todo lo que vimos” y remarcó que “todos los días” se levantaba en la Quinta de Olivos pensando qué le iban a hacer en ese momento.

La exjefa de Estado también defendió las estadísticas que el Indec difundió durante su gestión, al afirmar que “si la inflación hubiera sido la que decía el Congreso, no habría habido un boom de consumo como hubo”.

Silencio de radio en Tribunales

El exministro de Planificación Julio de Vido se negó ayer a prestar declaración indagatoria en el juicio por la tragedia ferroviaria de Once luego de que el Tribunal rechazara un pedido de absolución y nulidad en contra del juicio que hicieron sus abogados.

“Por consejo de mis abogados no voy a declarar, pero me reservo el derecho de hacerlo más adelante”, aseguró el exfuncionario cuando fue invitado por el Tribunal Oral Federal nº 4 a que respondiera algunas preguntas sobre el caso. No obstante, el Tribunal hizo lugar a la nulidad de los abogados de De Vido para que se incorpore por lectura las indagatorias que el exministro brindó en etapa de instrucción. Antes, el TOF nº 4 había rechazado el pedido de absolución planteado por su defensa, y avanzó con su enjuiciamiento. De esta manera, los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel y Gabriela López Iñíguez hicieron lugar a los pedidos de rechazo de la fiscalía y las querellas, que argumentaron “falta de fundamentos” y “razonabilidad” del planteo del abogado defensor del exfuncionario, Maximiliano Rusconi.

A su vez, el tribunal decidió pasar a un cuarto intermedio y continuar con las declaraciones testimoniales a partir del miércoles 1º de noviembre.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply