Una mujer cayó dentro de un tazón lleno de caramelo hirviendo y murió

Internacionales

Una fábrica de golosinas rusa fue escenario de una tragedia que conmovió a todo el país euroasiático. Natalia Namets tenía 36 años, era empleada de la empresa Stary Oskol y murió luego de caer dentro de un tazón gigante lleno de caramelo hirviendo.

La mujer estaba limpiando el área cuando ocurrió el accidente pero sus compañeros no se explican cómo ni por qué tropezó. Si bien por un momento se barajó la idea de un acto suicida, la hipótesis fue descartada de manera inmediata y creen que la víctima podría haber perdido el conocimiento.

Al notar que Nemets había estado desaparecida hace un par de horas, el personal comenzó a buscarla pero nunca imaginaron encontrarse con una imagen tan impactante.

Lo primero que vieron fueron sus piernas sobresaliendo del caramelo hirviendo y entendieron que había muerto al quemarse viva. “Ella no lloró, tampoco hizo ningún ruido”, declaró una de las personas que halló el cuerpo.

Según informaron los medios rusos, ya se registraron tres tragedias similares dentro de la empresa en lo que va del año y los trabajadores se encargaron de difundir la noticia a través de las redes sociales para evitar que se escondiera lo sucedido.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply