Cómo se gestó Paradise Papers

Internacionales

“La contundencia de la investigación debe ser tal que debe llevarnos a que las cosas no queden igual después de haber publicado la historia”, explicó hace un poco más de un mes a MDZ Marina Walker Guevara, la mendocina que en 2016 coordinó la investigación “Panamá Papers” y que este domingo volvió a hacer lo mismo con lo que fue la noticia del día a nivel mundial: la difusión de la Paradise Papers, la segunda mega investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), de la que Walker Guevara es directora adjunta. Y al igual que Panamá Papers, la novedad se dio a conocer en la tarde de un domingo, con un trabajo en el que a partir de ahora “las cosas no quedarán igual” para personalidades como la reina Isabel II de Inglaterra -que invirtió 7,5 millones de dólares en un fondo en las islas Caimán- ; o para el presidente de Colombia y premio Nóbel de la Paz Juan Manuel Santos, quien fue director de Global Tuition & Education Insurance Corporation, una sociedad aseguradora exenta de carga fiscal, como también de otra sociedad off shore de las mismas características llamada Nova Holding Company Limited, con sede en las islas Barbados.

El proyecto que hoy conoció el mundo lo anunció Marina Walker a los periodistas argentinos que participaron de Paradise Papers el 16 de diciembre de 2016, según reporta el diario La Nación. Así lo describe el periodista Hugo Alconada Moon:

El 16 de diciembre de 2016, Marina Walker nos convocó a una comunicación por un sistema similar a Skype, pero más seguro, para anunciarnos que comenzaba a tomar forma “un nuevo proyecto”.

Durante esa conversación, que incluyó a un puñado de colegas más de América Latina, nos convocó a un proyecto global, nos dijo que se centraba en Appleby -uno de los tres estudios jurídicos más grandes del mundo para el armado de estructuras societarias offshore-, un segundo proveedor sustancial de este tipo de sociedades, Asiaciti Trust y material de 19 jurisdicciones secretas. Por tanto, los primeros indicios daban que sería más grande que “Panamá Papers”. Walker nos adelantó también que los primeros y muy preliminares análisis mostraban que el material parecía centrarse más en Estados Unidos y en Europa que en América Latina, y que no aparecía mucho -casi nada- sobre la Argentina. Pero que consideraba que valía la pena que nos sumáramos igual. Entre otros motivos, porque por primera vez se nos abría una ventana para entender cómo operan jurisdicciones como las islas Caimán, las Seychelles o las Bermudas, o Malta.

Luego el periodista de La Nación aclara que a fines de marzo, el equipo de periodistas argentinos se reunió con la mendocina en la sede en Munich del diario Süddeutsche Zeitung, receptor original de la filtración.

Y al igual que en aquella investigación, el cónclave permitió comprender mejor el material, cómo buscar mejor en los documentos y acordar el protocolo de trabajo que, entre otros puntos, permitió consensuar cuánto tiempo antes llamaríamos a cada sujeto investigado para que hiciera su descargo o brindara sus explicaciones, y cuándo comenzaríamos a publicar, describe Alconada Moon.

La noticia se dio a conocer finalmente a las 15 de este domingo y si bien el superclásico apañó un poco el impacto en el país, queda por destacar las siguiente reflexiones de Walker Guevara formuladas en la entrevista con MDZ del 1 de octubre último, durante la presentación de la Hackatón Electoral de MDZ Datoz:

Las víctimas de estas formas de corrupción legal somos todos los ciudadanos, los que hacemos cola para pagar impuestos” y que el lavado de dinero permite que “las clases trabajadoras y las clase media financien las posibilidades que le damos a la gente más acomodada, a los políticos, a los corruptos y a los criminales de valerse de los paraísos fiscales para esconder su dinero”.

Compartilo
Twittealo
La nueva revelación de documentos offshore

La reina de Inglaterra, el presidente de Colombia, el secretario de Comercio de Estados Unidos, el yerno del presidente Donald Trump, el ministro de Finanzas de la Argentina, y artistas como Madonna y Bono, entre otros, fueron involucrados en un nuevo caso de empresas off shore, según reveló hoy otra investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés).
En el trabajo, conocido como Paradise Papers, aparecen, además de Isabel II, Juan Manuel Santos, Wilbur Ross, Jared Kushner y el ministro Caputo, el jefe de la cartera de Hacienda de Brasil, Henrique Meirelles, la reina Noor de Jordania, el cofundador de Microsoft Paul Allen, y el financista argentino Ignacio Rosner, quien aspira a quedarse con el grupo Indalo, que pertenece a Cristóbal López.
La documentación reveló que Ross es accionista de la compañía naviera rusa Navigator, que tiene vínculos comerciales con la gasífera Sibur, uno de cuyos propietarios es Kirill Shamalov, yerno del presidente de Rusia, Vladimir Putin.
Asimismo, señaló que Kushner recibió 850.000 dólares del magnate ruso Yuri Milner para una de sus empresas tecnológicas, Cadre.
Milner es cofundador de DST Global, un fondo alimentado por el VTB Bank, un banco público ruso que fue sancionado por el gobierno de Estados Unidos.
El fiscal especial estadounidense Robert Mueller está investigando posibles contactos entre el gobierno de su país y Rusia durante la campaña presidencial y la posible injerencia rusa en los comicios para apoyar la victoria electoral de Trump.

A la vez, Kushner está bajo la lupa del FBI por sus posibles vínculos con Rusia.
En el caso de la reina Isabel, los documentos divulgados revelan que hace 12 años invirtió 10 millones de libras (unos 13 millones de dólares) en fondos en las islas Caimán y Bermudas a través del ducado de Lancaster, que financia los gastos personales de varios miembros de la familia real.

Caputo, antes de ingresar a la función pública en el gobierno del presidente Mauricio Macri, administró Noctua Partners, una gerenciadora de fondos de inversión en Miami con ramificaciones en Delaware y las islas Caimán, dos jurisdicciones en las que rigen el secreto y las ventajas fiscales, informó el diario La Nación, cuatro de cuyos periodistas integraron el equipo de la ICIJ que realizó la investigación.

Noctua estaba vinculada con Axis, una sociedad gerente de fondos de inversión radicada en la Argentina.

“No hay ningún conflicto de interés, hoy no tengo nada que ver ni con Axis ni con Noctua; la primera vez que traté con fondos buitres fue como funcionario, ningún fondo que haya litigado contra la Argentina estuvo vinculado a Noctua, no lo creo; si fuera así, me trago este teléfono”, dijo Caputo a La Nación.

Por su parte, Meirelles creó una fundación “para fines benéficos” en Bermudas a fines de 2002, por lo que, según él mismo explicó, no obtiene utilidades y no tiene la obligación de declarar esa actividad.

En el caso de Madonna, están involucradas unas acciones suyas en una empresa de suministros médicos, y en el de Bono, unas acciones que poseía en una compañía radicada en Malta que invirtió en un centro comercial en Lituania.
En tanto, Rosner -cara visible del fondo de inversión OP Investments, que aspira a adquirir el grupo Indalo- operó “durante años” empresas off shore en las islas Bermudas y Caimán, sostuvo la investigación.

El informe divulgado hoy se basa en el acceso a 13,4 millones de documentos de empresas que operan en paraísos fiscales de todo el mundo.

Así como el informe similar Panamá Papers, revelado en abril de 2016, estuvo basado en documentos pertenecientes al estudio de abogados Mossack Fonseca, Paradise Papers utilizó datos de Appleby, una firma radicada en Bermudas y dedicada a prestar servicios legales y administrativos para la creación de compañías off shore.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply