El fiscal Di Lello pidió la excarcelación de Boudou, sin “sentencia firme”

Policiales, Politica, Sociedad

El Fiscal le recordó a Ariel Lijo que toda personaa es inocente hasta que se demuestre lo contrario y pidió “evitar condena sin sentencia firme”, por lo que solicitó “remedios menos lesivos” que la prisión para evitar que Boudou obstaculice la investigación.

A una semana del insólito operativo mediatizado para difundir la detención de Amado Boudou el pasado viernes a las 6 de la mañana en su casa de Puerto Madero, el fiscal Jorge Di Lello pidió la excarcelación de Amado Boudou con un dictamen donde le recordó al cuestionado juez Ariel Lijo que todos los ciudadanos bajo investigación judicial son inocentes hasta que se demuestre lo contrario, por lo cual le exigió “evitar una condena” antes de una sentencia firme.

Después de un primer documento dejando la decisión en manos del magistrado ante el pedido de nulidad en la detención de los defensores del exvicepresidente, Di Lello -que nunca pidió el encarcelamiento- criticó fuerte a Lijo. Los abogados de Boudou cuestionaron la medida que lo llevó a prisión porque fue ordenada para que participe de un acto material de defensa a pesar de que el juez mismo reconoció expresamente que “los imputados cumplieron con obligaciones formales del proceso”, consignaron.

Así, el fiscal evaluó que el fallo de prisión preventiva no fue nulo, porque “las partes podrán no estar de acuerdo a los fundamentos”, pero la determinación fue apoyada en el artículo 123 Código Procesal Penal.

Con argumentos propios de la Constitución Nacional, el titular de la Fiscalía Criminal y Correccional Federal le recordó a Lijo que ante los argumentos utilizados por el magistrado la prisión preventiva no es la única ni la mejor medida al encomendarle “evaluar la existencia de remedios menos lesivos a los riesgos expresados que no impliquen la restricción de la libertad del encartado para evitar condena sin sentencia firme”.

“(La Constitución Nacional) impide que se trate como si fuera culpable a quien se le atribuye un hecho punible, cualquiera que sea el grado de verosimilitud de la imputación, hasta tanto el Estado, por intermedio de órganos judiciales no pronuncie la sentencia penal firme que declare su culpabilidad y lo someta a una pena”, dijo Di Lello en un dictamen que destroza a Lijo, sobre quien pesan sobradas sospechas de actuar bajo presiones vinculadas a denuncias de organismos cercanos al macrismo.

Anoche, en televisión y en vivo, la actual vicepresidenta Gabriela Michetti confesó el vínculo entre las detenciones de Boudou y Julio De Vido con el éxito de Cambiemos en elecciones elgislativas: “Es muy impresionante que terminamos de ganar, o incluso la semana antes de ganar que ya se veía que ganaríamos, salen causas de 7, 8 o 10 años”.

Escrito por Redaccion

Leave a Reply