A esta altura de los acontecimientos, la ‘cheta de Nordelta’ es más un personaje mediático (o “persona pública”, como ella misma se define) que una cirujana de algún prestigio, si lo tuvo alguna vez.

Después del prejuicioso, racista y clasista audio que le diera fama y ganara repudios generalizados, entre propios y extraños, acaban de conocerse dos nuevas grabaciones de Whatsapp de Cinthia Solange Dhers.

Uno reclamando en un grupo de madres de la escuela de su hija por divulgar una lista con sus datos personales, y otro diciendo ser “muy maleducada, soy casi de la villa. Lo lamento por ustedes”.