Una taxista denunció a Carlos Bilardo de haberla acosado

Policiales

La mujer dice que el ex técnico le hizo insistentes propuestas sexuales durante un viaje. “No lo recuerdo”, responde él.

Hace dos meses que Claudia Tripi maneja un taxi. Y ya hizo una denuncia por el acoso de un pasajero. El hombre en cuestión es Carlos Salvador Bilardo. Según la mujer, el ex director técnico de la Selección, de 79 años, la molestó durante los 23 minutos que duró el viaje desde su departamento de Caballito hasta la radio La Red, donde conduce el programa “La hora de Bilardo”.

Claudia se alegró cuando se dio cuenta de que esa noche -viernes 27 de octubre- llevaría a un famoso en su auto. “Fue el director técnico de Diego Maradona, nos hizo ganar un mundial. Por eso después me quedé tan mal, se me cayó un ídolo”, dice.

El viaje del conflicto fue el 27 de octubre: la denunciante conserva el voucher con la firma de Bilardo.
Claudia lo buscó por su casa de la avenida Rivadavia y Puan. Él subió al taxi y ella le ofreció un caramelo: “Lo hice gentilmente, porque yo compro caramelos para mis pasajeros, les convido y ellos me dan las gracias, es un servicio más. Él lo pela y me dice ‘tomá’, estiro la mano pensando que me iba a dar el papel para que yo lo tire, pero no, me da el caramelo”. Sorprendida, Claudia le pregunta si no lo va a comer, y él le contesta: “Chupalo primero vos que después lo chupo yo”.

“Me quedé dura”, recuerda. Él finalmente se lo comió y empezó a decirle que era muy atractiva, que quería salir con ella y hasta le tocó el brazo: “Qué piel suave tenés”. Siempre según su relato, Claudia entonces lo frenó: “No me toque”.

Pero él insistía en que quería salir con ella. Entonces Claudia le explicó que tenía tres hijos, cuatro nietos y que estaba en pareja. Y él siguió, con el argumento de que su pareja no se tenía que enterar, que era algo entre ellos dos. Una vez en el lugar, él no se quiso bajar hasta que no le diera su celular. A esa altura, Claudia sólo quería sacárselo de encima, así que le dio el número de su viejo celular, un Nextel en desuso desde hace tiempo.

“Bueno, te voy a invitar a salir, a comer algo a un lugar muy lindo, y te voy a llevar a mi oficina de Corrientes y Esmeralda, y te voy a invitar a un lugar muy íntimo donde te voy a chupar la teta derecha”, contó la mujer que Bilardo le dijo.

Claudia gritó que la dejara en paz, puso primera y se fue. No podía creer lo que acababa de vivir. “Manejé un remís 32 años y nunca me pasó algo así”, expresa. Se quedó con miedo, dice, y ese miedo la paralizó casi un mes, hasta que la convencieron de hacer la denuncia. “Me quedé muy mal. Además, tenía miedo de perder el trabajo, de comprometer a la cuenta del radiotaxi, no puedo perder mi trabajo”, dice a Clarín.

Este sábado 25, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, Claudia se animó y fue hasta la comisaría 29, pero allí le dijeron que esa denuncia tenía que hacerla en la comisaría de la Comuna 15, en la calle Guzmán. Desde allí enviaron la denuncia a la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N°6, a cargo de Adriana Bellavigna.

La fiscal confirmó la denuncia a Clarín, pero explicó que ella no seguirá la causa sino que la Unidad de Intervención Temprana (UIT) la reenviará a una de las 12 fiscalías especializadas en género que tiene la Ciudad. “En principio es una contravención, es acoso sexual callejero, pero la fiscalía que intervenga determinará bien de qué se trata”.

“Qué se yo… no me acuerdo nada”, dice Bilardo a Clarín. El ex DT contó que antes iba a la radio en su auto, pero que le robaron varias veces y que entonces ahora va y viene en taxi.

“Taxistas mujeres hay muchas, no recuerdo a esta… ¿me denunció por qué?”. Clarín le relata toda la denuncia de la mujer. Bilardo responde: “¿Que me dio un caramelo? Yo no como caramelos, me hacen mal”. “No, no le pido teléfonos a las mujeres porque después hablan…”, “Eso de chupar el caramelo no lo dije tampoco, tampoco soy tan grosero, menos con alguien que no conozco…”. “No camino con mujeres por la calle porque después uno tiene problemas…”, “No recuerdo nada, voy a llamar al radiotaxi para ver a quién me mandaron”. “¿Por acoso? ¿Qué es eso? Voy a ir yo a denunciar entonces a cualquier mujer que me diga ‘hola’ por la calle, mamita, hay cada cosa hoy…”. Bilardo se ríe.

Un año atrás, la Legislatura porteña sancionó la ley 5.742, de Prevención del Acoso Sexual en Espacios Públicos.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply