La fuerza impulsora de Vilma Palma siempre vuelve como un Boomerang

Música, Sociedad

‘‘Somos una banda trabajadora: donde hay laburo vamos’’

Mario El Pájaro Gómez líder y cantante de Vilma Palma cuenta su presente y qué significó La Pachanga.

No hay fiesta donde no se escuche desde hace 25 años este estribillo: ‘‘pasame más tinto, se vino la pachanga, dale pelado no pares nunca más’’, frase de la canción La Pachanga, repetida infinidad de veces en cualquier festejo.

Esta banda rosarina tomó el nombre que los llevaría a la fama de un grafiti: “Vilma Palmas e Hijos Vampiros de los Obreros”, que con el tiempo se borró y a principios de 1991 (cuando el Colegio Goethe compró la propiedad) solamente quedaba: Vilma Palma e Vampiros.

Hoy Vilma Palma es reconocida no sólo en todo el país sino también Latinoamérica y EE.UU: trasparon fronteras componiendo alegría, y ahora editarán su nuevo disco Boomerang.

Ya se cumplieron 25 años de La Pachanga y el tema sigue vigente, ¿qué se siente?

Los hits de la gente nunca pasan de moda, ni vencen, y es una bendición, una canción que la tocamos todos los shows como último tema, y a todos les encanta corearla, cantarla. Estamos muy contentos que pasen los años y siga de moda.

¿Quién es el Pelado?

Fue un demo que hicimos para el programa del Pelado Mancinelli, DJ de Rosario, que se llamaba El Pata Pata, y cuando hicimos la canción a él le encantó el jingle y después quedó como tema, y el Pelado del estribillo es en homenaje a él.

¿Cómo consiguieron tantos hits en sus primeros años de carrera?

Los primeros tres discos fueron bastantes fuertes, después tuvimos otros no tan importantes como ésos, pero con temas que les gustaron más a fans. Siempre nos mantenemos tocando, grabando y por ahí viene la mano.

¿Cómo mantienen la mística del grupo?

Es un trabajo, hay que darle para adelante de la mejor manera, con buenas y malas. Grabamos disco nuevo, Boomerang, que sacaremos por temas, porque hoy no hay venta. Utilizaremos plataforma digital, y lo presentaremos en todos los lugares que se puedan, y no hay ningún secreto sino ganas de tocar y hacer cosas juntos.

¿Y cada cuánto saldrán a difusión cortes?

El primero en marzo, y lo sacaremos cada dos, tres meses, depende cómo reaccione la gente con la canción, porque al ser lanzamiento digital es un sondeo más completo, y después veremos si lo metemos en radios, pero tranquilos, de a poco, pero lo primero es salir digitalmente.

¿Ya tienen número de canciones?

Son nueve, y el disco se editará, será físico. Empezamos el verano pasado a componerlas, y grabamos en Miami. Estamos tranquilos, contentos, pero preferimos respetar tiempos y recién sacarlo en marzo, porque si queríamos salir ahora, ya se fue el año y no tiene sentido.

Este año, ¿viajaron mucho?

Sí, tuvimos bastante rodaje: Perú, Ecuador, Colombia, también Argentina. Somos una banda trabajadora: dónde haylaburo vamos, fuimos a EE.UU además de grabar hicimos una gira a principio de año que nos fue bien, y estamos siempre ahí moviéndonos.

¿Cómo cierran el año?

Venimos de la Bizarren en Flores, y terminamos en Neuquén, después tenemos vacaciones casi todo enero y en febrero ya nos movemos con el tema del disco.

Siendo rosarino, ¿Cómo definís a la ciudad y su movida cultural?

No soy quién para describirla, si bien soy oriundo de ahí, vivo ahí, fue una ciudad que tuvo su vorágine fuerte a nivel artístico y también deporte; por el lado del fútbol salieron un montón de estrellas, y a nivel musical hay una historia muy fuerte, primero con Los Gatos, y después Baglietto en los ’80 se afianzó mucho más y después nosotros y varias bandas más, es un fenómeno que tiene la ciudad y está bueno.

¿Y cómo se vive el fútbol ahí?

Me gusta el fútbol, no voy mucho a la cancha, pero soy muy fana de Central, y lo sigo, me gusta mucho, es un fenómeno medio raro también el fútbol.

Por Max Carreras

 

 

 

 

Escrito por Redaccion

Leave a Reply