Rarezas: la mujer que vivió con un feto “petrificado” durante 15 años

Internacionales

Una mujer oriunda del pequeño pueblo de Nagpur, en la India, padeció dolores abdominales durante quince años que ningún antiespasmódico o antiácidos pudo curar. Durante los últimos tres años los dolores comenzaron a ser más intensos, así también como los vómitos, y finalmente decidió tratarse con especialistas. Luego de realizarse varios estudios en el hospital Junanjar Surgical Nursing Home descubrieron que la causa de su afección era una obstrucción intestinal que estaba afectando su sistema digestivo.

Al principio, el cirujano laparoscópico Nilesh Juanankar, encargado de asistir a la mujer de 55 años, pensó que se trataba de un cálculo, ya que su estudio mostraba una obstrucción a nivel intestinal provocada por una estructura similar al de una piedra.

Sin embargo, después de una operación que duró dos horas con el objetivo de extraer la supuesta “piedra”, los médico encontraron un feto de aproximadamente cuatro meses. Lo que más les llamó la atención es que la mujer había dejado de menstruar hacía cinco años y no estaba en edad de concebir.

“Fue una sorpresa para todos los presentes en el quirófano. Después de abrir el abdomen noté un ‘bebé de piedra’ completamente desarrollado. Sin embargo, su útero, ovarios y trompas de Falopio estaban totalmente conservadas” señaló el Doctor Nilesh.

Según explicaron los especialistas, esta extraña afección, llamada lithopedion, ocurre como consecuencia de un embarazo ectópico, es decir, cuando el embrión se aloja y desarrolla fuera del útero de la madre. Esto lleva a que el embarazo no prospere y que el feto muera. Luego, el organismo momifica el feto por medio de una calcificación llevando sales del organismo al tejido muerto y así evitar que surja una infección.

¿Cómo es posible que el feto haya estado en su vientre durante 15 años?

La mujer, cuya identidad no fue revelada, tuvo que interrumpir un embarazo porque su familia no le permitía tener otro hijo. En ese entonces, luego de haberse realizado la intervención, su obstetra y ginecólogo le confirmó que el bebé había sido abortado con éxito, cuando en realidad no había sido así.

“Como no se realizó ninguna ecografía, ni ella ni los médicos pensaron que el bebé todavía se encontraba allí”, concluyó Nilesh.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply