Hugo Moyano justificó el faltazo de Mauricio Macri: “No le sumaba a él ni a nosotros”

Politica

En el día de su cumpleaños 74, el líder de Camioneros, Hugo Moyano, no consiguió el regalo político que esperaba: ni el presidente Mauricio Macri ni la gobernadora María Eugenia Vidal asistieron a la inauguración del hospital sindical Antártida. Como había adelantado Clarín, en representación del Gobierno dio el presente el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. También fue un viejo conocido del jefe gremial, el vice de la Ciudad, Diego Santilli.

En su contacto con la prensa, Moyano primero justificó la falta como un tema de agenda. “Quiero aclarar que el Presidente y la gobernadora no estaban invitados. Entonces, no digan que yo quiero quedar bien con sultano o mengano. La intención era inaugurar el 15 de diciembre y habían sido invitados, pero esa inauguración se canceló y no se volvió a invitar. Sabíamos que estaban ocupados”.

Sin embargo, después minimizó la eventual presencia del presidente: “No le suma nada a él ni a nosotros tampoco, así que es lo mismo. Nunca anduve detrás de ningún gobierno”.

Estas últimas frases no cayeron bien en los enviados del Gobierno. Y Santilli, indirectamente, dejó un palo para el camionero. “No se trata de que el Presidente esté acá o no. Lo que el Presidente y todos tenemos claro es que en la Argentina que viene todos tenemos que aportar y ceder para generar más trabajo, dignidad, inclusión y todo eso debemos hacerlo con mucha austeridad y transparencia”. Esta última palabra se interpretó como un mensaje para el líder camionero por su frase previa.

“Fue como escalando y le salió mal, innecesario”, agregó un funcionario sobre las declaraciones de Moyano.

Luego, Triaca, acaso para atemperar ánimos, le transmitió el saludo del Presidente y el mensaje de que “sigamos con esta conducta de llevar las oportunidades para los argentinos a los mejores niveles, hay que salir de las discusiones que nos entrampan”.

Sobre la Avenida Rivadavia, en pleno corazón de Caballito, el centro de salud se impone con una majestuosa fachada con pisos y columnas que simulan mármol y una araña de brillantes. Atravesando la puerta, había una cinta celeste y blanca que Moyano cortó junto a los funcionarios. El sanatorio estaba en obra hace años.

A la inauguración también asistió el titular de la Superintendencia de Salud, Sandro Taricco, y el gremialista estuvo acompañado por su hijo Facundo, el diputado nacional. Faltó en cambio Pablo Moyano, secretario camionero y uno de los opositores más activos contra el Gobierno.

En paralelo, hubo ausencias del lado sindical: el moyanista y triunviro de la CGT, Juan Carlos Schmid, está de vacaciones. El otro jefe de la CGT, Héctor Daer, tampoco asistió porque viene manteniendo una distancia cada vez mayor con Pablo. El que sí apareció fue Carlos Acuña, tercer triunviro.

Como contó este diario, la inauguración del sanatorio sindical se había vuelto cuestión de Estado, como un termómetro de cómo está la relación del oficialismo con la familia camionera.

Ya se sabía que el presidente había rechazado el convite. A la misma hora estaría en Mendoza, recorriendo en helicóptero la zona de los incendios e inaugurando obras con el gobernador radical (y flamante presidente del partido) Alfredo Cornejo.

Así, la familia Moyano no tuvo la foto que sí logró Ricardo Pignaneli, titular de SMATA, en mayo del año pasado: Macri se acercó al barrio de Mataderos para cortar la cinta, recorrer el centro de salud y dar un discurso frente a los trabajadores mecánicos. La presencia del jefe de Estado fue a los días de que ese gremio firmara acuerdos por productividad.

Varios temas enturbian la relación Gobierno – Moyano por lo que la presencia de Macri hablaba de una tregua. A saber: por tema OCA, el viernes el Enacom le extendió la licencia por 30 días hábiles hasta que reciban los informes de la AFIP y la Justicia. El otro tema en tensión es el judicial anclado en la corruptela en torno a Independiente y que podría salpicar a Pablo. Finalmente la reforma laboral que ahora el Gobierno enfrió pero que encontró a Pablo en la calle como un opositor feroz dentro del esquema sindical.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply