Colombia 1986: el Mundial que no fue

Deportes, Internacionales, Sociedad

Estadio Azteca, 29 de junio de 1986, Maradona es llevado en andas con la Copa del Mundo en sus manos, Argentina se consagró campeón y obtenía su segundo mundial derrotando a Alemania Federal por tres a dos, con goles de Brown, Valdano y Burruchaga en esa corrida interminable.

Aunque la historia sería totalmente diferente, o no, si la final se disputaba en cualquier estadio de Colombia. El 9 de junio de 1974, la FIFA ya dirigida por el brasilero Joao Havelange designó al país cafetero como sede del Mundial de 1986. Mientras el alemán Hermann Neuberger les daba metas a cumplir: Doce estadios con capacidad para 40.000 espectadores, cuatro con 60.000 y dos con 80.000. Además de red de luminarias y reformas en carreteras, trenes y aeropuertos.

Lo único que se presentó fue la mascota y el logo del mundial, mientras los años pasaban y en la FIFA no veían progreso alguno en relación a obras requeridas, de hecho en 1980 Jaime Castro, entregó  un anteproyecto de ley para crear la entidad comercial del Estado Colombia 86 buscando atraer recursos de industria privada. El presidente Turbay Ayala no se mostró muy entusiasmado al respecto:

“…en lo social es mucho lo que se puede hacer… “Quiero que se haga no porque lo considere conveniente, ya que no es una de las prioridades importantes del país, sino por respetar la decisión del Parlamento”.

Como las obras no avanzaban y el movimiento mundialista era casi nulo, en agosto del ’81 la FIFA por medio de su presidente lanzó un ultimátum al organizador, si antes del diez de noviembre del año próximo no se empezaban obras se cancelaría el mundial.

Finalmente, el veinticinco de octubre de 1982 el por entonces presidente Belisario Betancur anunció lo irremediable:

“Anuncio a mis compatriotas que el Mundial de Fútbol de 1986 no será en Colombia… no se cumplió la regla de oro: que el Mundial serviría a Colombia y no Colombia a la multinacional del Mundial. Aquí tenemos otras cosas que hacer, y no hay siquiera tiempo para atender extravagancias de la FIFA y sus socios.”

La cancelación de Colombia, única sede en renunciar en la historia, hizo que la FIFA buscara una a menos de cuatro años para la cita mundialista, presentándose Brasil, Canadá, México y EE.UU. La FIFA veía con buenos ojos a EE.UU pero prefirió el apoyo para serlo en 1994, Brasil se bajó antes que EE.UU y Havelange sin dudarlo designa a México y asegura el mundial para estadounidenses.

México que fue sede en 1970, es el primer país en organizar dos veces la Copa del Mundo, un año antes sufre un terremoto, en Ciudad de México y estados vecinos la mañana del 19 de septiembre de 1985, siendo a la fecha el peor en su historia con más de 10.000 muertes y demandando inversión de 2.000 millones de dólares para reconstrucción por lo que el comité organizador tuvo pensada la suspensión del torneo. Sin embargo a pesar de  consecuencias desastrosas del sismo, estadios designados como escenarios de partidos así como diferentes infraestructuras futbolísticas no resultaron afectadas por lo que se continuó con la organización del evento.

La XIII Copa de Mundo fue entre el 31 de mayo al 29 de junio, con la participación de 24 selecciones y se disputaron 52 partidos, Argentina y Alemania Federal disputaron la final, donde nació la leyenda de La Mano de Dios, paradójicamente en Barranquilla veinte días antes del debut mundialista se inauguraba el Estadio Metropolitano Roberto Meléndez.

Por Max Carreras

 

 

 

Escrito por Redaccion

Leave a Reply