Consejos y recomendaciones para cuidarse en la red

Sociedad

El 6 de febrero se celebro el Día Mundial de la Seguridad en Internet, una iniciativa que promueve el uso seguro y responsable de la red, especialmente entre los chicos y jóvenes.

Muchas empresas se suman a esta acción, y ofrecen consejos y recomendaciones para navegar sin riesgos. Estas son las herramientas de seguridad que ofrece Google, que se suman al chequeo de aplicaciones a través de Google Play Protect o detectar contenido inadecuado en YouTube.

Centro de Seguridad de Google: Para fomentar un uso responsable y seguro de Internet, Google desarrolló un sitio en donde se concentran consejos y herramientas de seguridad llamado “Centro de Seguridad”. El sitio se divide en consejos para los usuarios en general y tips para las familias, acompañados de una descripción de las herramientas de Google para protegerse online.

Mi Cuenta: Es una herramienta de Google que ofrece un acceso rápido a las configuraciones y herramientas que te ayudan a proteger tus datos, tu privacidad y decidir qué información usa Google para hacer funcionar los servicios de una mejor forma para vos. Podés entrar a Mi Cuenta en myaccount.google.com

Sitio de privacidad: Para todos los usuarios que se preguntan: “¿Qué datos recopila Google? ¿Qué hace Google con los datos que recoge? ¿De qué herramientas dispongo para controlar mi experiencia en Google?” hay un sitio que da respuesta a estas preguntas: Privacy.google.com.

Seguridad Online
La empresa de seguridad informática ESET también se sumó a la iniciativa del Día de Internet Segura 2018 y redactó estos consejos de seguridad para acercar a los adultos a un tema que muchas veces no dominan por completo.

1. Familiarizarse con Internet y las tecnologías relacionadas

Si bien no se espera ser un experto en tecnología, es importante saber de qué se está hablando para comprender las herramientas y los sitios web que son populares entre los niños de todas las edades, y para estar al tanto de los riesgos de las actividades online.

Sin un conocimiento básico no se comprenderán las ventajas y desventajas de la tecnología y la web. Leer sobre las señales de abuso online, aprender sobre las amenazas que afectan a los gamers o familiarizarse con las redes sociales, cada granito de información hace su aporte.

2. Introducir la tecnología y la seguridad online lo más temprano posible

Muchos padres son cautelosos con la introducción de sus hijos a la tecnología e incluso a la web desde una edad temprana, mientras se haga de una manera controlada, pueden sentirse seguros de las cosas que sus hijos ven y hacen online. Si bien no se recomienda darles desde muy pequeño acceso inmediato e ilimitado al mundo cibernético, es conveniente tratar de lograr una introducción gentil y guiada, motivándolos a probar cosas nuevas, a hacer preguntas y a entablar un diálogo constructivo.

3. No dejar de hablar sobre las redes sociales y la privacidad

Esta quizá sea una de las áreas más difíciles de manejar en términos de lograr un equilibrio entre usar las mejores prácticas y ser autoritario. Igualmente, a lo largo del desarrollo de los más chicos, es esencial mantener las conversaciones sobre las redes sociales siempre “activas”. Enfocarse en el rol centralizado de estas redes (para mantener el contacto, compartir y aprender), pero también abordar los peligros asociados, tales como la sextorsion.

Además, recalca la importancia de la privacidad desde el punto de vista de la seguridad: explicarles por qué compartir la información personal debe limitarse en las redes sociales, ya que estos datos se pueden copiar fácilmente y seguir compartiéndose, incluso después de que el usuario eliminó el post original.

4. Asegurarse de que todos los dispositivos móviles estén seguros y protegidos

De los smartphones a las tabletas, los equipos portátiles a las computadoras de escritorio y los televisores inteligentes a las consolas de juegos conectadas a Internet, hay disponibles una enorme variedad de dispositivos portátiles con acceso a la web. Una manera de supervisar la actividad online de sus hijos, incluso cuando están fuera de casa, es la utilización de aplicaciones móviles de control parental.

Esta tecnología permite proteger a los más chicos, que usan smartphones y tabletas, al mismo tiempo que los ayuda a controlar la factura telefónica impidiendo las compras integradas en aplicaciones móviles. Los padres pueden modificar la configuración según la edad de cada hijo, por dar un ejemplo. Asimismo, padres e hijos pueden ponerse de acuerdo en la configuración más apropiada para ellos. Esto no solo los hace más responsables sino que también te permite sentirte cómodo con las libertades que les das.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply