Contundente rechazo de los gremios navales al DNU que eliminó el financiamiento al sector

Politica

El senador nacional Alfredo Luenzo convocó hoy a diputados nacionales e integrantes de los distintos sectores de la industria naval y la marina mercante para tratar el veto que el Poder Ejecutivo hiciera a los artículos 10 y 13 de la Ley 27.418 de Incentivo, Promoción y Desarrollo de la Industria Naval Argentina, eliminando el fondo para financiarla y desvirtuando así el espíritu mismo de la ley, veto que será analizado mañana por la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo para su aceptación o rechazo.

Luenzo, que presentó un proyecto de declaración expresando su rechazo a las observaciones del gobierno nacional sobre los mencionados artículos de la nueva ley, recibió a los diputados e integrantes de los gremios quienes manifestaron su absoluto rechazo al veto y aseguraron que seguirán gestionando para que se respecte el objetivo de la ley consensuada con todos los sectores tanto públicos como privados y los trabajadores del sector.

En ese sentido, la diputada Marcela Passo expresó que “el Estado Nacional nos ha engañado ya que han vetado lo acordado. Es una ley de fomento, de incentivo, y si le quitan el corazón de la ley que es justamente el incentivo, no queda nada”.

Por su parte, el diputado Carlos Selva agregó que “tenemos una mirada de país completamente distinta a la del gobierno, que dice algo distinto de lo que hace. Es un golpe duro, pero vamos a seguir luchando. El gobierno tiene la decisión clara de avanzar y avasallar al Congreso Nacional de manera arbitraria”.

Juan Speroni, secretario general del Sindicato Argentino de Obreros Navales y Servicios de la Industria Naval, se refirió al veto expresando que “el ejercicio de la democracia tiene que ver con conductas de buena fe. Esto es justamente lo que no se respecto. Lo más llamativo es que el Poder Ejecutivo fue parte de este proceso para volver a tener una ley con un consenso básico. Tanto la Comisión de Presupuesto como todos los diputados del oficialismo aprobaron el proyecto que ahora el gobierno vetó. Nos sentimos estafados”. Y agregó que “vamos a seguir gestionando para tener la herramienta con el financiamiento necesario para el sector porque este veto impide el funcionamiento de la industria naval y deja renga a la marina mercante”.

La Ley 27.418 tiene como objeto primordial para la recuperación de la Industria Naval Argentina, la incorporación de infraestructura, equipamiento y tecnología en los astilleros y talleres navales radicados en territorio nacional, y la prefinanciación por parte de los mismos, de la construcción de buques y artefactos navales, y demás bienes complementarios producidos en astilleros de nuestro país generando empleo industrial calificado para el desarrollo económico y social.
Para ello el Art. 10° otorga una asignación específica denominada “Fondo para el Desarrollo de la Industria Naval Nacional (FODINN)”, herramienta indispensable para el desarrollo de la industria naval y el Art. 13° garantiza el sostenimiento de los beneficios al sector establecidos a través del decreto 379/01.

Luenzo resaltó que “de mantener las observaciones formuladas por el Poder Ejecutivo Nacional en el Decreto 1076/17, la ley 27.418 sería una mera enunciación de deseos sin herramientas efectivas para el cumplimiento de sus objetivos, por lo tanto es imperativo que el Poder Ejecutivo Nacional respete el espíritu de la mencionada norma”.

Estuvieron presentes además de lo ya mencionados, Eduardo Pérez y Jorge Tiravassi, del Centro de Capitanes de Ultramar, Francisco Banegas, Denis Vilardo, y Diego Seimandi, de ATE Ensenada Astillero Río Santiago, Julio González Insfran, del Centro de Patrones de Cabotaje, Carlos Fabián del Río Pablo Loza Tomaselli, de A.A.E.M.M., Alfredo Bazzan y Carlos Garro, del Sindicato de Obrero Navales Zona Norte.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply