El “deepfake” o la pesadilla de combinar pornografía con inteligencia artificial

Internacionales

La nueva pesadilla de Hollywood se llama “deepfakes”, y es el resultado de la interacción entre una cantidad ilimitada de imágenes y la inteligencia artificial. Desde que Internet permite que un usuario cualquiera pueda subir material en video con una conexión más o menos común, proliferan en la red imágenes pornográficas de “famosos” (o, más específicamente, “famosas”). En general se trataba de fotos intervenidas de manera más o menos torpe, sustituyendo el rostro de una actriz porno por una celebridad mainstream. En videos, esto era más torpe aún, o bien se generaban grabaciones con performers muy “parecidas” a las famosas en cuestión. Eso y el uso en sitios XXX de fotografías de celebridades han causado, en los últimos años, una gran cantidad de juicios y bloqueos de uso de imagen. La situación, aunque tétrica, parecía controlada. Hasta que, en noviembre, alguien subió a la red de contenido adulto Reddit una aplicación que permite generar videos porno de celebridades con el concurso de ciertas técnicas de inteligencia artificial. Aunque aún los productos declaran su falsedad rápidamente, los procesos de refinamiento de esta clase de software corren demasiado rápido.

Como se explica en un artículo de Variety, la aplicación funciona tomando muchas imágenes de una celebridad para alimentar los procesos de aprendizaje de un motor de IA. Luego, se pueden generar todas las alternativas de imágenes para un rostro en particular de acuerdo con diferentes ángulos. Es decir, el soft calcula cómo se vería tal imagen en tal ángulo, incluso si carece de una imagen en ese ángulo preciso. Finalmente, superpone en un video X el rostro registrado por el generado artificialmente.

Estos “deepfakes”, como se los ha bautizado, no requieren material de base demasiado específico. El usuario anónimo que explicó el proceso de creación de este software al medio digital Motherboard dijo que sólo utilizó fotos de Google y videos que aparecían en YouTube. El video que llamó la atención al respecto fue una “demostración” en la que el rostro de una actriz porno era sustituido por el de Gal Gadot, la estrella de Mujer Maravilla. El resultado, si bien tiene problemas, es suficiente como para prever el futuro de esta tecnología.

Que va más allá del porno: lo que hemos aprendido en veinte años de revolución digital es que en el campo pornográfico aparecen como primicias las herramientas que luego permiten negocios mainstream, desde la securización bancaria hasta el streaming on demand. Lo que lleva a pensar ¿Por qué no utilizar el rostro de Marilyn Monroe para una futura película gracias a estos motores (no necesariamente una película porno, por supuesto). El problema más grande es legal: el derecho de una persona a su imagen está en el centro del asunto. ¿Habrá un nuevo negocio de derechos alrededor? No son preguntas menores, y la “pesadilla” del porno falso no es más que la punta del iceberg.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply