Camisetas del fútbol argentino: Sponsors con historia

Deportes, Sociedad

La historia del sponsor en camisetas del fútbol argentino

¿De dónde surgió esta idea?

La publicidad adquirió en nuestros tiempos un rol fundamental, el sponsor en el pecho de la camiseta de tu club hace renovar el stock de remeras en el placar, y hasta el mismo sponsor se adecuó a los colores del club que patrocina, como la empresa china de celulares en la remera de Boca.

La historia nacional tiene como pionero a Estudiantes de Caseros, ya que en su único paso por la Primera en 1978 lució en su pecho el nombre de “Cooperativa Sáenz Peña”, un año más tarde pero por Copa Libertadores, Quilmes, que integró el Grupo A junto a Independiente, Millonarios  y Deportivo Cali, llevó el auspicio de AeroPerú, lo que le dio respiro desde lo económico en viajes.

Ese mismo año y por el torneo Nacional Argentinos Junior, donde ya era figura Diego Maradona, estrenó sponsor Austral (Líneas Aéreas) ante Racing en cancha de Atlanta: el mismo Maradona junto con Carabelli, Barbas, Calderón fueron distinguidos por la compañía y el club por el campeonato Mundial Juvenil. Próspero Cónsoli, presidente de Argentinos, agradeció a Austral ofreciéndole una plaqueta para “destacar el gesto de la empresa que con su aporte permitió que Diego Armando Maradona continuara su carrera futbolística en nuestro país”.

Ya entrada en la década de los ’80, publicidades en el pecho de camisetas se multiplicaron: Quilmes en el ’81 patrocinando una financiera llamada Atiesa, Sarmiento de Junín con “Canal 2 Junín TV”, y en 1982 San Lorenzo de Almagro incorporó en su pecho la marca de caramelos Mu-Mu y Boca Juniors en 1983 publicitó la firma de vinos Maravilla.

Con el tiempo, no solo aparecieron publicidad en el pecho sino que ahora vemos en mangas y hasta pantalones, hoy y en primera división, el club con más cantidad de sponsor es Argentinos Juniors, trece marcas repartidas entre remera y pantalón, pero el de mayor cantidad en nuestro fútbol es Centenario de Neuquén con cincuenta sponsors y quiere ser considerado para el Libro Guiness.

Pero estas ideas vienen de la época de Alberto j. Armando, quizá el presidente más marketinero de la historia argentina, cuando en 1967 y por 60 millones de pesos, firmó contrato con la gaseosa naranja Crush para la publicidad estática de la Ciudad Deportiva en la Costanera Sur y la ropa de Primera, Reserva y Tercera, para ello se hicieron buzos con el logotipo de Crush en pecho y espalda para que los jugadores salieran a la cancha y posen para fotógrafos. Pero el club pionero en el mundo de esta movida fue Eintracht Braunschweig, equipo alemán que en 1973 firmó un acuerdo de patrocinio con el licor Jägermeister.

A lo largo de los años los clubes publicitaron lo que se les imagine, bebidas, bancos que ya no existen, leche, preservativos, telefonía celular, desodorantes, canales de TV, y la lista sería muy larga; veremos con qué nueva publicidad nos sorprenden la temporada que viene.

Por Max Carreras

Escrito por Redaccion

Leave a Reply