Copa del Mundo robada: Dónde está que la vamos a buscar

Robos de la Copa del Mundo

El galardón fue robado dos veces: Inglaterra y Brasil

La Copa de Mundo llegó al país anfitrión, Inglaterra, y sería expuesta en Westminster Cental Hall, en el centro de Londres, para que la gente la vea de cerca, pero en un descuido de un guardia que se tomó un descanso para cenar, la Copa desapareció, y los ingleses no creían que policías locales la encontrarían, y así fue: la Copa Jules Rimet fue encontrada por un perro.

Pickles, cuyo dueño relata: “Salió de casa y se fue derecho al auto de mi vecino. No dejaba de olfatear así que cuando fui a ponerle la correa, me fijé y vi en el piso un paquete muy cuidadosamente empacado”. Corbett, dueño del perro, lo desenvolvió y encontró la Copa del Mundo, y rápidamente la llevó a la policía.

Pickles y David Corbett recibieron una recompensa y medalla además de bandeja de pavo para el perro, y gracias a él Inglaterra levantó la Copa en su país.

Pero eso no fue todo, como la federación inglesa tenía miedo de no encontrarla hizo una réplica igual en secreto para sustituir a la pieza robada. En 1997 se subastó dicha réplica, por entonces la FIFA pagó 245.00 libras esterlinas pensando que era la original, pero luego se comprobó que no lo era.

La Copa Victoria, creada por el francés Abel Lafleur, tenía a la diosa griega Nike que representa a la victoria, en 1946 en un congreso de la FIFA en Luxemburgo se cambió su nombre al del presidente de la FIFA Jules Rimet que ejerció la presidencia desde 1921 hasta 1954.

Esta copa tenía una particularidad, aquel seleccionado que la ganara tres veces se la quedaría en sus vitrinas, hasta el mundial de México 1970 había tres seleccionados que podían tenerla: Uruguay (1930-1950), Italia (1934-1938) y Brasil (1958-1962), y el conjunto verdeamarelo se la llevó para su casa definitivamente.

Tras el mundial del ’70, la Copa se mudó a la sede de la Confederación Brasilera de Fútbol en Río de Janeiro, defendida por una caja de vidrio blindado amurada a la pared; los años pasaron y la copa seguía ahí, hasta el 20 de diciembre de 1983, cuando fue robada. Poco se sabe de su destino, muchos dicen que fue fundida para lingotes, otros que reposa en una vitrina en alguna casa, lo cierto es que la primera Copa del Mundo no está en donde debería: en la casa de la CBF.

Por Max Carreras

Escrito por Redaccion

Leave a Reply