Despertar para seguir soñando con la voz de Florencia Paz

Música, Sociedad

‘‘Hacer lo que uno siente marca la diferencia’’

De chica vivió el folklore desde adentro, veía como Los Manseros se convertían en el mito actual, conoció festivales y ensayos desde otra óptica y eso seguramente la motivó a ser quien es hoy, Florencia Paz ya tiene nombre propio en el folklore, con propuesta diferente pero sin olvidar sus raíces, la joven cantautora fue nominada para los Premios Gardel por su segundo trabajo Despertar. Radicada en Buenos Aires ya llevó su música a Europa y prepara ya su tercer disco para fin de año.

¿Contenta con las dos nominaciones a los Premios Gardel?

Me llegó de sorpresa, sabía que el sello discográfico postuló al disco pero la verdad que me sorprendí mucho cuando me llamaron y fue una linda sorpresa que me llevé, lo preparé con mucha dedicación: tuvo como un año de preproducción en este mi segundo disco, me tomé mi tiempo y quedó como deseaba y me alegra que le guste a la gente. Es una alegría enorme estar en las nominaciones y ser parte de alguna terna, le agradezco a todos quienes me votaron e ire con mucha alegría y sea lo que Dios quiera, ya estoy feliz.

¿Cómo transcurrió tu infancia al lado de Onofre y Martín?

La familia a nivel musical estuvo siempre conectada y estaremos así eternamente si Dios quiere, el apoyo de mi padre y mi hermano siempre estuvo, y sobre todo mi papá que se dedicó al folklore tradicional. Nunca me limitó a nada, al contrario, de chica me hizo escuchar música de todo y cuando crecí le mostraba lo que me gustaba, animarme a otros ritmos y siempre me apoyó y dejó que fuera feliz en donde me sienta cómoda y hoy se lo agradezco, y asimismo es un desafío hacer un sonido más nuevo y los gestos como nominaciones me hacen darme cuenta de que jugármela por lo que siento es lo indicado y afirma que mi sentimiento no fue equivocado.

¿Incursionar en nuevos ritmos renueva al folklore?

Hacer lo que uno siente marca la diferencia, el cancionero popular argentino está lleno de canciones que uno quiere hacer y está bueno mostrar a la gente lo que uno pueda crear y ahí está la diferencia, no importa la cantidad de instrumentos que te acompañen, sino mostrar un poquito de lo tuyo, las grandes figuras se distinguieron así.

El año pasado viajaste a Europa, ¿cómo te recibieron en España y Portugal?

La propuesta surgió de una productora argentina que tiene sus productoras independientes y nos propuso a mí y otro compañero, en 2015 fue el primer viaje a Paris a la Maison de l’Argentine que lleva muchos artistas de acá, y en 2017 hice una gira más larga de más de un mes y a la gente le gusta mucho la música argentina, el folklore, lo tradicional y fue una experiencia nueva ir con una guitarra, mi voz y tocando el bombo, y me alegró mucho ver que una chacarera genera tanto.

¿Tu apellido te ayudó o no tanto?

Hay mucha gente que cree que es más fácil, pero no es tan así: es el triple de difícil porque la gente ya tiene una expectativa sobre un apellido en la música y ya te miran y uno tiene que estar más arriba de la expectativa, quizá a un artista nuevo se le perdonan ciertas cosas, pero me ayudó a tratar de no zafarla y hacer todo a la perfección y trabajar el triple por un sonido diferente, igualmente nunca lo sentí como presión (el apellido) sino que lo llevo con mucho orgullo.

 

Con el canto ¿se nace, hereda, o trabaja?

Siempre pongo el caso de papá que sin ningún estudio de técnica por decirlo de alguna manera tiene un sonido increíble y hay muchos cantantes de folklore así, pero nada es imposible con estudio: tuve la suerte de criarme escuchando en casa ensayos de Los Manseros, ir a festivales y todo eso me ayudó mucho, pero me faltaba una cuota de estudio por decirlo así y todos estos años me esforcé y desde los 14 años tomo clases de canto y seguiré tomándolas.  Y hay casos y casos el mío donde estudié para cantar cómoda en el escenario.

Participar en La Salamanca fue muy especial

Este año fue bastante particular, por el tema de salud de papá que no pudo estar, y a los festivales los vivía de otra manera si bien no compartía fecha con ellos, y La Salamanca crece año a año y agradecida que siempre me abran las puertas y de a poquito la gente me ve crecer, y siento un poquitito más fuerte el aplauso, y cuando escucho que aplauden o escuchan atentamente es doble mérito.

¿Notas incremento de shows folklóricos en la Ciudad?

Sí, hay mucho movimiento de folklore en todos lados, quizá en la Ciudad no tanto como querría, pero en la provincia de Buenos Aires hay muchas peñas y crece, en el norte uno estaba acostumbrado pero acá en Buenos Aires no y me llena de alegría.

¿Cómo es tocar en la Trastienda, lugar más rockero que folklórico?

Tuve una linda experiencia, estuve en 2014 que me animé con mi primer disco Amuleto, y me siento cómoda en el lugar, la gente me recibió muy bien y a nivel sonido e infraestructura es una linda oportunidad para que la gente escuche bien el show, hacer un tipo de repertorio que en un festival quizá no se hace y está bueno desde ese lado hacer la Trastienda.

¿Promocionarás el disco o pensás en canciones nuevas?

Lo planificado es tener para fin de año disco nuevo, trabajo en la producción de dos temas nuevos para lanzar a mitad de año, con Juan Blas Caballero y es un honor trabajar con él, me convocó porque le gustaba mi música y hacemos algo lindo y preparar el disco en al año para lanzarlo a fin de año. Y mientras en Mayo cantaré en el Auditorio en Radio Nacional junto con mi hermano Martín, y en Niceto Club el 31 el lado B, y el 30 de Junio en La Trastienda con música nueva y Despertar.

Recién mencionabas a Martín, ¿es especial compartir con él ahora que es solista?

Sí, nos une mucho como hermanos eso, cuando él era solista su fan número uno era yo, y además fue gran influencia para animarse a no hacer algo tradicional, y hoy al ser los dos solistas nos comentamos cosas que nos pasan, si bien tiene más experiencia siempre me ayuda y esto nos unió mucho también.

Por Max Carreras

 

 

 

Escrito por Redaccion

Leave a Reply