Facundo Jofré siempre muda de vida y ahora va por la Corriente del Niño

Música, Sociedad

Después de “Puertas Fuera” y “Malabares”, el cantautor y compositor, Facundo Jofré viaja con “La Corriente del Niño”, disco profundo y ecléctico, que presentará en Buenos Aires junto a Javier Guajardo (bajo), Lautaro Estela (batería) + invitados muy destacados.

 

CONCIERTO EN EL MARCO DEL CICLO DE MÚSICA CONFLUENCIAS

Viernes 8 de junio, 22hs puntual  (apertura de puerta 20:30hs)

La Tangente. Honduras 5317, Palermo CABA.

www.latangente.com.ar / info@latangente.com.ar

Valor de la entrada: $200 anticipada, $250 en boletería.

Reservashttps://www.tickethoy.com/

Venta de entradas en boletería: miércoles a sábados de 16 a 19 (Honduras 5329, sólo efectivo)

La misma noche y, antes del concierto de Facundo Jofré, el artista Juan Forche presentará también su nuevo material discográfico como parte del ciclo de música confluencias

¿Cómo construiste el concepto de LA CORRIENTE DEL NIÑO?

Fue un proceso, que llevó un buen tiempo y se dio junto con todo un cambio personal, íntimo. Entonces, “la corriente del niño” fue como intención, manera de llamarle a esos procesos, que asimismo están atravesados por el arte, amor, y nuevos roles en mi vida. Las canciones reflejan todo eso, y también la intención de jugar, crear un pequeño gran mundo en cada composición. La musicalidad surge a partir de ahí, del juego con la poesía, caminos rítmicos y melódicos, luego su instrumentación. También muestra varias facetas mías, y no una sola, y me acerca a algo más real.

¿Te sentís parte de un nuevo movimiento que liga la música autóctona con rock logrando estilo con aires folklóricos y sonidos electrónicos en una fusión que no suena forzada?

No es forzada toda esa fusión, porque en realidad responde a un contexto de información hoy muy distinto a cuando éramos chicos, cuando lo único a nuestro alcance eran algunos cassettes y discos.

Hoy de repente, si nos interesa la música Colombiana, Uruguaya, Afro, o la que sea, tenemos como comunicarnos con los mismísimos hacedores, intercambiar conocimiento, experiencias, partituras, lo mismo con la poesía, y en general con todo. Los medios tecnológicos posibilitan que lo imaginado sea sonido. Así, el cancionista, tiene una paleta más amplia, y su mirada, síntesis, determina para dónde apunta y cuál es su estética.

¿Cómo te vinculás, en la historia del género, con Lucio Mantel, Nano Stern (Chile), Omar Camino (Perú), Bruno Arias, Peteco Carabajal, el trompetista Gillespi, entre otros..?

Con algunos artistas mencionados desde la gestión cultural, organizando conciertos, y además eso posibilitó intercambiar ideas, acercarme a sus mundos creativos, con algunos compartí escenario también. Y eso completa la experiencia, en esta dualidad que me plantea la autogestión y generación de espacios de difusión. Con Lucio Mantel, me identifico mucho con su manera de componer y tocar la guitarra, con su poesía; Omar Camino, Alejo García, Lucio Feuillet, Carlos “Pala” Palacios, Nano Stern, Natalia Contesse, entre otros, son amigos con los que compartimos escena latinoamericana independiente y cada vez más amplia, algunos también son gestores, generan espacios y festivales. Este año en el Festival Confluencias en Octubre en Mendoza, organizando con un grupo de cancionistas estarán varios de ellos.

¿La búsqueda de identidad que pregonás en algunas canciones tiene que ver con volver a raíces sudamericanas, o iniciar un nuevo camino?; ¿Hoy hay que sonar moderno y arriesgado?

Se trata de un camino personal, donde justamente, confluyen esas raíces, y tamvién es un nuevo camino. No siento que sea intencional, sino sólo me llevó la escucha e interpretación de distintas músicas a una síntesis, donde sin dudas arriesgo a vincular cosas que al parecer suenan distantes. No se bien cómo sonar, pero intento ser “auténtico”

¿Mutás en cada disco?

Fue una consecuencia, y no me lo propuse. En 2011, luego de estrenar Puertas Fuera, un disco de folk-rock, estudié la Licenciatura en Música Popular Latinoamericana en Mendoza, y exploré otros paisajes, mundos, y nutrió composiciones futuras. Revaloricé el folclore, y lo tocado de niño, ya con mirada nueva. Y en “La corriente del niño” junté todos los elementos y los combiné, desde el sonido y composiciones.

¿El músico no tiene que sentirse más que la canción…?

Lo que importa es y será la canción. Somos simplemente su canal, traducimos algo que está más allá.

¿Tu música a veces se encierra en ciertos públicos y circuitos de Mendoza o te abrís el camino hacia otros espacios?

Presenté estas canciones desde el año pasado en distintos lugares. Tuve la inmensa alegría de ser invitado en 2017 a algunos encuentros y festivales en Colombia y Perú, como Tesituras en Medellín, FICIB en Bogotá y Dándole Cuerda en Perú; desde ya hace años viajo con mis canciones, también les doy movimiento en mi ciudad. Y participarmente circuitos y donde sean bien recibidas.

¿Qué tenés pensado para la presentación de tu concierto en la Tangente y en este gira?

Para La Tangente preparamos canciones en formato de trío con Javier Guajardo, bajo y Lautaro Estela, batería; habrá además algunos invitados como Juan Cravenna, violín y Leonardo Labriola, acordeón. También, llevaré todo el concepto lúdico del disco, con alguna intervención plástica, origamis, juegos. Por otro lado, como es un encuentro enmarcado en “Confluencias”, tocará sus canciones mi amigo Juan Forche y su banda, como lanzamiento de nuevo material.

 

Escrito por Redaccion

Leave a Reply