Persecución y violento tiroteo en la General Paz: una banda disparó más de 40 balazos contra la policía

Policiales

Los cuatro delincuentes recorrieron apenas 200 metros desde que los comenzó a perseguir una patrulla de la Policía Federal en la General Paz. A la altura de la avenida los Corrales, detuvieron bruscamente el auto gris en el que viajaban y comenzaron a disparar contra los uniformados que los perseguían.

Armados con un fusil FAL, una ametralladora y dos pistolas, se atrincheraron detrás del Peugeot 208 y dispararon más de 40 balazos contra los policías.

La persecución comenzó a las 0.30 cuando los efectivos de la Policía Federal asignados al operativo para prevenir secuestros intentaron identificar a los cuatro ocupantes de un Peugeot 208 gris que circulaba a baja velocidad por la colectora de la General Paz, a la altura de Villa Insuperable.

“Llamó la atención la agresividad y el nivel de violencia de los delincuentes. Dispararon contra el personal policial sin ningún respeto por la vida. Además, llamó la atención el poder de fuego del armamento”, expresó el jefe de la Policía Federal, comisario general Néstor Roncaglia, en declaraciones a radio La Red.

A pesar de los 40 balazos que se dispararon en el tiroteo, no hubo heridos entre policías, los delincuentes y los automovilistas que circulaban a esa hora por la zona.

“El personal policial recorría la avenida General Paz en el contexto de un operativo para prevenir los secuestros exprés, dispuesto por el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich”, agregó Roncaglia.

Después de disparar contra los policías de la División Antisecuestros de la Policía Federal, los cuatro delincuentes bajaron sus armas y fueron detenidos. Los sospechosos, de entre 30 y 40 años, tienen importantes antecedentes por robos y secuestros.

Tenían 2500 dólares cada uno. Los investigadores creen que se habían repartido los 10.000 dólares que cobraron como rescate de un secuestro que habían concretado unas horas antes contra un comerciante de Olivos.

Fuentes policiales indicaron que el hombre que había sido secuestrado reconoció, mientras hacía la denuncia policial, por las imágenes difundidas por la televisión un anillo que tuvo que pagar como rescate para que lo liberaran.

También la policía sospecha que la banda asesinó esta madrugada a un hombre que llegaba a su casa en José Ingenieros.

Además del armamento y del dinero, los delincuentes llevaban precintos para reducir a las víctimas. Los policías sospechan que sería los responsables del al menos tres secuestros exprés ocurridos en los últimos días en la zona Oeste. El Peugeot en el que se movilizaban se lo robaron a un comerciante al que secuestraron el 17 de abril pasado en Morón.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply