Volvió a desaparecer una chica que había sido víctima de la trata

Policiales

Nadia Rojas tiene 15 años. En 2017 desapareció dos veces, la primera por más de un mes. La encontraron en estado de shock. En esa causa no hubo avances. El miércoles pasado, salió del hogar donde vive hacia la escuela. Nunca llegó.

Nadia Rojas, de 15 años, fue víctima de una red de trata y estuvo desaparecida por un mes en 2017. El miércoles pasado, salió de la Casa Hogar en la que vive rumbo al colegio secundario donde cursa tercer año. Pero nunca llegó. “No sabemos nada”, dijo Elena, su madre, al portal Cosecha Roja. La vieron por última vez a las 13 en Nueva York y Nazca, en Villa Pueyrredón.

“Ella contó que había autos que seguían a las nenas y sabemos que en el celular tenía conversaciones con un tal Coque, que fue el captor anterior”, explicó la mamá de la adolescente, que ya estuvo desaparecida por un mes, entre junio y julio de 2017.

Tras ese hecho, la tutela de Nadia quedó en manos del Estado. Pasó por un refugio para víctimas de trata y últimamente vivía en la Casa Hogar con un régimen de puertas abiertas. Todos los días salía y atravesaba dos estaciones de tren para ir a la escuela, donde hacía poco que había comenzado a cursar y todavía no había logrado integrarse al grupo.

Su madre la veía los domingos. El 1° abril se encontraron por última vez. Almorzaron y fueron al cine. Nadia habló sobre la escuela y el hogar donde vivía. El miércoles a la noche, la madre de la joven recibió un llamado: desde la Casa Hogar le contaron que su hija había salido al mediodía hacia la escuela y no había vuelto.

Elena hizo la denuncia en la comisaría. Dos días después fue a los Tribunales Federales de Retiro, donde el juez Rodolfo Canicoba Corral instruye la causa caratulada como “trata de personas” que tiene a Nadia como víctima. A casi un año de su primera desaparición no hay ningún imputado. “Me dijeron que siguen investigando pero no hubo ninguna detención”, contó Elena.

Según consta en la causa, Nadia desapareció el viernes 9 de junio después de que su madre la acompañara unas cuadras a la escuela en escuela N° 1 “René Favaloro”, en Lugano. Los compañeros de segundo 2da la esperaban para ensayar una obra de teatro para el acto del 9 de Julio. Nadia tenía el papel principal: Juana Azurduy.

Docentes, familiares y amigos de la familia hicieron varias movilizaciones para pedir por su aparición con vida. Denunciaron la inacción policial y judicial ante la posibilidad de que Nadia hubiera sido captada por una red de trata.

La encontraron 32 días después, caminando por Parque Patricios con una bolsa de residuos en la mano y en estado de shock. Luego nadia no volvió a su casa en Villa 20. Un equipo de Minoridad se hizo cargo de la adolescente y la llevó a un hogar de puertas abiertas que depende de la Dirección de la Mujer del Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad de Buenos Aires.

El 3 de agosto de 2017 volvió a desaparecer. Sus familiares, amigos, docentes y vecinos se volvieron a movilizar. Tres días después, apareció. Desde la Red de Docentes, Familias y Organizaciones de Lugano exigieron que se investigue y desmantele a las redes de trata. También pidieron protección para Nadia y su familia.

La adolescente quedó nuevamente bajo la tutela del Estado. Y acaba de desaparecer por tercera vez. “Cada vez que una piba se ausenta salimos a buscarla, y es entre todxs, duplicando el esfuerzo, que aparecen. Gritemos sus nombres y repliquemos su búsqueda. No nos da lo mismo que haya una piba menos y por eso salimos a buscarla”, dijeron desde la Red de familias, docentes y organizaciones de Lugano.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply