La violencia no para en Rosario: un muerto, tres heridos y 30 balazos en otro ajuste entre bandas

Policiales

Una treintena de disparos al atardecer en la zona sur de Rosario bastaron para confirmar que la crisis de las bandas delictivas organizadas, tal como la definió el Gobierno provincial, no está cerca de su fin. El ataque a balazos fue este viernes y dejó un saldo de un muerto y tres heridos en el barrio Municipal. El hecho ya no parecer estar vinculado a la disputa entre los Funes y los Camino, sino directamente a una interna en este último grupo.

La víctima fatal fue identificada como Ricardo Ezequiel Gómez. El hombre, de 37 años, estaba tomando una gaseosa con amigos en un pasillo ubicado sobre Grandoli y Gutiérrez cuando llegaron dos personas y los acribillaron sin piedad.

Los primeros testimonios recabados por el fiscal Luis Schiappa Pietra referían a que los agresores estaban en un auto, mientras que otros vecinos señalaron a un solo joven que abrió fuego con una ametralladora tras bajarse de una moto.

Los investigadores a cargo de seguir los pasos de la lucha territorial en esa zona caliente de la ciudad deslizaron que el episodio puede estar vinculado con el reciente asesinato de Ariel Rubén “Tubi” Segovia, uno de los cabecillas de la banda que comanda Alexis Camino, hijo del fallecido ex líder de la barra brava de Newell’s.

De acuerdo a esta hipótesis, el brutal crimen del recluso de 29 años el último martes en la cárcel de Coronda generó una reacción rápida de parte de su entorno contra los allegados a su socio.

Si bien coincidió en atribuir la balacera a una “bronca” entre bandas de la zona, el hermano de Gómez no dudó a la hora de encarar a las cámaras de televisión a metros del operativo en la escena del crimen para decir que Ramón no tenía nada que ver con el conflicto y que los asesinos tiraron al montón de gente reunida allí.

El gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) secuestró unas 30 vainas servidas de proyectiles calibre 9 milímetros en el lugar.

Voceros vinculados a la causa agregaron que los sospechosos a bordo del vehículo no habían sido identificados, aunque aclararon que los testigos aportaron una descripción que se sumará al levantamiento de rastros y el material registrado en cámaras de seguridad para tratar de esclarecer el hecho.

En lo que va de 2018 ya se registraron 78 homicidios en el departamento Rosario, una cifra que confirma un repunte frente al descenso contínuo registrado desde 2014.

Abril, en tanto, es un mes récord con 26 víctimas fatales, un tercio del total y casi el triple si se lo compara con el mismo período de 2017.

Ante esta situación, el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, admitió días atrás que este es “un año intermedio” en cuanto a los niveles de violencia, pero aseguró que lograrán que la estadística de Rosario vuelva a reducirse.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply