No es culpa de la lechuga: por qué su precio se fue por las nubes

Sociedad

En un país con alta inflación como la Argentina, suele disparase el precio bienes tan comunes como los alimentos más básicos y consumidos. La semana pasada le llegó el turno a la lechuga que, en el algunas verdulerías de Buenos Aires llegó a cotizar $150 el kilo.

Si bien, desde algunos sectores se atribuyó el incremento del valor de compra de la hoja verde a las inundaciones provocadas por las copiosas lluvias, la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) emitió un comunicado para expresar su versión del caso.

Según la entidad, “el aumento de precio de la verdura en general es plena responsabilidad del sistema de comercialización y la falta de políticas públicas, no del productor”.

“El caso de la lechuga es el más emblemático. El precio que cobra cada familia productora aumentó solo en un 20%, mientras que las cadenas de supermercados y verdulerías, aumentaron más del 300%.”

Para la UTT esto se debe a las distorsiones y la especulación propias de un mercado concentrado. La lechuga, al ser el producto que más se consume y más se demanda, es donde más se siente la diferencia del precio.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply