“Vi correr a mi hija y cómo esta persona la atropellaba”

Policiales

Un hecho confuso tuvo lugar en las últimas horas, en una de las manzanas del asentamiento conocido como ” Villa 31″, del barrio porteño de Retiro. Una niña, de tan sólo 5 años, fue atropellada por un móvil policial que se desplazaba a gran velocidad tras una persecución. El accidente desencadenó el malestar de los vecinos, quienes salieron de sus casas para manifestarse contra el accionar de las autoridades.

En ese instante sucedió otro episodio extraño cuando un joven resultó herido de bala, al parecer por un disparo efectuado por los agentes, informaron los testigos. En la jornada del martes, a alrededor de las 20, Charlotte, de 5 años, jugaba en una pequeña plaza situada en la manzana 66 de la Villa 31, de Retiro, junto a otros pequeños. No obstante, sintió la sirena de los vehículos policiales que se desplazaban en la zona, en el marco de un procedimiento, y salió corriendo rumbo a su vivienda, impulsada por el miedo. Pero en su camino fue alcanzada por un cuatriciclo tripulado por una oficial y sufrió heridas de consideración en su cabeza.

Al respecto, Yolanda, mamá de la nena, relató a Crónica que “estaban persiguiendo a alguien que venía de cometer un delito, que a mi no me importa porque lo que más preocupa es la negligencia con la que conducían en un espacio reducido y que circula mucha gente”. A su vez, la progenitora agregó: “Yo los vi pasar y a los veinte minutos sentí la alarma policial y salí de mi casa, justo la vi correr a mi hija y cómo esta persona la atropella. Yo la levanté y en ese momento la gente comenzó a gritar y a quejarse”.

Posteriormente, Charlotte fue traslada, por el propio policía que la embistió, al Hospital Fernández, en primera instancia, y finalmente al Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. En el centro de salud, su madre reveló que la niña permanece estable, en terapia intensiva producto de un hematoma en su cabeza, un sangrado frecuente en sus oídos y vómitos, pero fuera de peligro.

Los médicos que le brindan asistencia manifestaron optimismo al referirse a las posibilidades de una pronta recuperación de la menor, aunque al mismo tiempo enfatizaron que ello dependerá de la reacción que refleja la paciente en las próximas horas.

Daño colateral

El accidente desencadenó el malestar de los vecinos del complejo de viviendas, quienes inmediatamente expresaron su rechazo a la presencia policial, agudizando el desconcierto que ya se había generado luego que la nena fuera atropellada.

En consecuencia, algunos de los efectivos extrajeron sus armas en afán intimidante y con el fin de dispersar a los manifestantes. Sin embargo, uno de ellos, Ramiro Sebastián Ruiz, de 22 años, sufrió un impacto de bala al costado del esternón, que según los presentes, fue ejecutado por personal policial. En el hospital Rivadavia, Ruiz fue sometido a una intervención quirúgica y no corre riesgo de vida.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply