Condenaron a Nahir Galarza a prisión perpetua

Policiales

El Tribunal de Gualeguaychú, en Entre Ríos, condenó a la pena de prisión perpetua a Nahir Galarza por “homicidio calificado” por el vínculo con su ex, Fernando Pastorizzo, quien murió de dos disparos.

La joven tiene 19 años y podrá salir en libertad a los 54. La justicia determinó que se mantenga la prisión preventiva hasta tanto la condena quedé firme por lo que la joven permanecerá detenida en la comisaría de la Menor y la Mujer local, y por el momento no será llevada a una cárcel común.

El tribunal consideró acreditada la relación de pareja, dando por tierra con el argumento de la defensa, la igual del argumento de que existió violencia de género, aunque no dio por probado que existió alevosía en el asesinato.

El abogado de la familia de la joven, Sebastián Arrechea, consideró que sería “prematuro opinar” sobre el fallo y consideró atinado esperar que el tribunal otorgue los fundamentos completos.

Por lo pronto, especuló con el que tribunal “no pudo haber analizado toda la prueba y los audios aportados” por la defensa para probar que hubo violencia de género, entre otras circunstancias.

“Me llamó la atención el poco tiempo que utilizaron para analizar todo. Para mí no lo hicieron porque físicamente no dan los tiempos”, consideró el letrado.

“La Justicia no compró las mentiras”

Gustavo Pastorizzo, el padre del joven asesinado, se mostró conforme con el fallo y aseguró que “nunca dudó” de la Justicia.

“La Justicia estuvo acorde con lo ocurrido y no compró las mentiras” de la defensa, expresó el hombre ante la prensa, mientras recibía el apoyo de varios vecinos que acudieron a la puerta del tribunal y vivaban el nombre de su hijo.

En tanto, la madre del joven, Silvia Mantegazza, agradeció el apoyo “a la comunidad de Gualeguaychú y del país”, y consideró que su hijo descansa en paz luego de la lectura de la sentencia.

Por su parte, Carla Pastorizzo, hermana de Fernando, dijo que espera que “Nahir tenga todo el tiempo de mundo para reflexionar sobre lo que hizo mientras esté encerrada”.

“Mi hermano tenía 20 años y también tenía toda una vida por delante”, expresó la joven con serenidad.

El crimen de Fernando Pastorizzo, de 20 años, ocurrió el 29 de diciembre de 2017 alrededor de las 5:00 y Galarza, que primeramente dio su versión de los hechos, confesó horas más tarde haber sido la autora de los disparos.

La joven había dicho que los disparos fueron cometidos con el arma reglamentaria de su padre, que es efectivo de la Policía de la provincia de Entre Ríos.

Sin embargo, en una segunda declaración dijo que había sido su novio el que había tomado el arma y que los disparos los había hecho en forma accidental.

 

Escrito por CincoDias

Leave a Reply