Atrajo a una nena con un perrito y un celular, la violó en un barrio privado y la filmó

Policiales

Cuando lo descubrieron, no era la primera vez que se encontraba con ella. Pero eso nadie lo sabía entonces. Como tampoco se sabía que él le había regalado un celular y un perrito para engañarla y atraerla, que así había logrado verla durante más de un mes y que la llevaba a su casa de un barrio privado de Canning para violarla y filmarla. Ella tiene 13 años y está con asistencia psicológica. El, 50 y ahora está preso.

Según pudo saber Clarín, la Justicia cree que el sospechoso pertenecía a un red de pedófilos y subía a Internet material pornográfico de las menores a las que abusaba. Por ello, no sólo intervendrá en el caso la División Cibercrimen, sino que luego será también el turno de Interpol. Es que los investigadores están convencidos de que pudo haber más víctimas y quieren dar con ellas.

El caso que provocó el arresto empezó en Longchamps, en la localidad de Almirante Brown, y se descubrió cuando el tío de la nena de 13 años denunció que sospechaba que su sobrina se iba a encontrar con un desconocido con el que chateaba por celular.

Un típico caso de “grooming”: captar menores de forma virtual para luego abusarlos.

El tío, que tiene la custodia de su sobrina porque los papás murieron y tiene que criarla solo porque su mujer también falleció, dijo además que notaba comportamientos extraños en la chica desde hacía un mes.

Entonces, por orden de la UFI N°9 de Lomas de Zamora, a cargo de fiscal María Delia Recalde, se decidió seguir a la nena cuando iba a encontrarse con el sospechoso. Eso ocurrió en la esquina de Santiago del Estero y Rosario, en Longchamps, donde los investigadores observaron cómo la víctima subía a una camioneta Toyota Hilux negra. Y decidieron actuar.

El conductor de esa camioneta, se supo después, vive solo en un barrio privado de Canning y trabaja como maestro mayor de obra.

“Tenía en la camioneta más de una docena de pastillas de viagra, una tonfa policial, un hacha y mucha ropa de una marca que usan mucho las adolescentes”, detallaron las fuentes del caso a Clarín.

Por eso, en cuanto lo detuvieron fueron a su casa, en el partido de Ezeiza. Allí encontraron “juguetes sexuales, más ropa nueva para nenas, material pornográfico, cámaras de fotos, tests de embarazo y una filmadora ubicada sobre un trípode justo frente a la cama”, describieron.

Mientras esto sucedía, la nena era revisada por los médicos. Las marcas en su cuerpo revelaron que habían llegado tarde, que ese hombre a quien detuvieron en la camioneta la había violado varias veces.

“Venía siendo abusada desde hacía tiempo, no sabemos cuánto pero sospechamos que al menos desde hace un mes. Él la llevaba a su casa del barrio privado donde vivía solo y le había regalado un perrito y celular”, confiaron voceros de la investigación a Clarín.

Los comportamientos extraños que venía teniendo la chica desde hacía un mes no sólo habían sido notados por su tío. Desde el colegio al que iba la víctima luego informarían que “también habían notado sus cambios, que estaba agresiva y decía que tenía ‘el diablo adentro’”, explicaron fuentes del caso.

Por eso, la fiscal especializada en delitos sexuales, informáticos, contra la trata y la pornografía infantil decidió imputarle al detenido, además del “abuso sexual con acceso carnal”, el cargo de “corrupción de menores agravada”.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply