Curiosidades de Sarmiento: los 10 datos que tal vez no conocías

Sociedad

Querido y odiado. Con admiradores y detractores. Domingo Faustino Sarmiento jamás pasará desapercibido para los argentinos. Hoy se cumple un nuevo aniversario de su muerte. Político, escritor, docente, periodista, militar y estadista argentino; fue senador, gobernador de San Juan, ministro del Interior y presidente de la Nación entre 1868 y 1874. Nació el 14 de febrero de 1811 y murió el 11 de septiembre de 1888 en Asunción de Paraguay. Fue considerado “El gran Maestro de América”.

1- Su verdadero nombre no era Domingo

El verdadero nombre de Sarmiento es Fasutino Valentín, pero su madre, desde que nació lo llamó “Domingo”. Con el tiempo fue el nombre que mantuvo. Tuvo 14 hermanos, sólo 8 sobrevivieron al año de vida: Faustino Valentín quedó como el único hijo varón de la familia, el resto mujeres. El apellido de sus ancestros era “Quiroga Sarmiento”, pero sólo algunos hermanos conservaron el primer apellido.

2- Fue un autodidacta

Sin poder estudiar en grandes colegios de las capitales provinciales, Sarmiento fue un autodidacta. Aprendió a leer a los 4 años. Su padre fue su maestro. El resto de su educación la recibió de su tío José de Oro Albarracín (hermano de Fray Justo Santa María de Oro). Con él fundaron la primera escuela en San Francisco del Monte, San Luis, cuando Domingo tenía sólo 15 años. Aprendió francés solo.

3- Su hija Emilia

En uno de sus cuatro exilios en Chile conoció a María Jesús del Canto, una alumna de la que se enamoró. Al año siguiente dio a luz a Emilia Faustina Ana. María Jesús murió en el parto, el 18 de julio de 1832. Huérfana a tan temprana edad, Faustina se crió con su abuela Paula y sus tías. Sobre todo porque Domingo nunca se quedó demasiado tiempo en algún lugar.

4- “Dominguito”

En 1845 nació en Chile, Domingo Fidel, hijo del chileno Domingo Castro y Calvo y la Argentina Benita Martínez Pastoriza, quien al enviudar en 1848, se casó con Domingo Faustino Sarmiento y el prócer le dio el apellido. Matrimonio que duró sólo un año ya que se separaron en 1849. Por esas cosas del destino, su hijo adoptivo llevaba su nombre y es conocido como Dominguito.

5- “El maestro tiene siempre razón”

Cuando Sarmiento era jefe del Departamento de Escuelas y recibía a las madres que querían hacer una queja por supuestos actos de injusticia contra los docentes, Sarmiento les aclaraba que “los maestros siempre tienen razón… ¿qué me decía usted de su hijo?”.

6- Las risas del Senado

El Senado debatía el presupuesto para la construcción de un ferrocarril y los senadores consideraron excesiva la suma de 800.000 pesos fuertes. “No he de morirme sin ver empleados en ferrocarriles en este país. ¡No digo 800.000 sino 800 millones de pesos!”, exclamó Sarmiento. Los senadores se empezaron a reír. Sarmiento pidió que las risas constaran en las actas: “Porque necesito que las generaciones venideras sepan que para ayudar al progreso de mi país, he debido adquirir inquebrantable confianza en su porvenir. Necesito que consten esas risas, para que se sepa con qué clase de necios he tenido que lidiar”.

7- Primer censo nacional

En 1869, Sarmiento organizó el primer censo nacional. El mismo arrojó el resultado de 1.836.490 habitantes. El 8% del total eran inmigrantes europeos, el 70% era población rural y el 71% del total era analfabeta.

8- La meteorología y el Observatorio de Córdoba

Durante su gestión como representante argentino en Estados Unidos, Sarmiento logró que el astrónomo Benjamin Apthorp Gould viajara al país para crear un observatorio astronómico. Cuando Gould llegó, Sarmiento ya era presidente y había creado el Observatorio Astronómico de Córdoba (1871) que adquirió en aquel entonces relevancia internacional. Ambos iniciaron los estudios de meteorología en Argentina al crear, en 1872, la Oficina Meteorológica Nacional que funcionó hasta 1884 en Córdoba y luego se trasladó a Buenos Aires.

9- 800 escuelas

Mediante la Ley de Subvenciones de 1871, Sarmiento garantizó los fondos para la creación de nuevas escuelas y la compra de materiales y libros. Durante su mandato, y con apoyo nacional, las provincias fundaron unas 800 escuelas de primeras letras, alcanzando a un total de 1816 escuelas, de las cuales el 27% eran privadas. La población escolar se elevó de 30.000 a 110.000 alumnos.

10- Las frases de Sarmiento

Es por lejos la figura más controvertida y fascinante de la historia argentina. Dejó frases inmortales como: “¡Bárbaros! Las ideas no se matan”. “Todos los problemas son problemas de educación”.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply