Desde el hospital, Jair Bolsonaro lloró y denunció posible fraude electoral

Internacionales

El candidato presidencial Jair Bolsonaro lloró y se refirió a un posible fraude en las elecciones en Brasil, en su primera declaración luego de sufrir un atentado el 6 de septiembre por el que aún continúa hospitalizado. En un video que transmitió por sus redes sociales este domingo, acostado en la cama del hospital de Sao Paulo en el que se encuentra y con una sonda en su nariz, el ex militar lloró al recordar las circunstancias del ataque y mientras hablaba de su familia. Además, de cara a las elecciones del 7 de octubre, manifestó: “La posibilidad de fraude en la segunda vuelta, incluso en la primera, es concreta”. “Muchas gracias por el apoyo, consideración, cariño, oraciones y confianza”, dijo el excapitán de 63 años que desde este domingo se recupera en una unidad de cuidados semi-intensivos. Con una voz bastante apagada y distante de sus febriles discursos, el candidato del Partido Social Liberal (PSL) criticó al PT y a su encarcelado líder, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva que cumple una pena de doce años de cárcel por corrupción.

Bolsonaro se refirió a la posibilidad de que, en el caso de que Fernando Haddad, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), se convierta en el nuevo presidente de Brasil, intente liberar de prisión a Lula da Silva. “Si no ha intentado huir (hablando de Lula) es porque tiene un plan B. No puedo pensar en otra cosa que no sea que ese plan B se materialice en un fraude”, consideró. “¿Cuál es el plan B de ese presidiario (refiriéndose a Lula), pobre en el pasado y que robó nuestras esperanzas? No consigo pensar en otra cosa más en que ese plan B se materialice en un fraude”. Tras ser sometido a una operación de urgencia el jueves, Bolsonaro evoluciona bien y, por primera vez desde que fue hospitalizado, dejó el domingo la sala de terapia intensiva y fue trasladado a una unidad de terapias semiintensivas. “En el momento creí que había sido un golpe en la boca del estómago”, recordó al borde de las lágrimas.  A tres semanas de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, se desconoce cuánto tiempo puede permanecer hospitalizado: “Espero en algunas semanas, si Dios quiere, estar en casa y conversar todas las noches con ustedes durante el horario electoral gratuito para juntos salvar a Brasil”, se despidió en el video. El candidato del Partido Social Liberal (PSL) lidera en las últimas encuestas, con entre el 24 y 26 por ciento de las intenciones de voto. Sin embargo, hay un amplio porcentaje de la población que lo rechaza y por eso, también según las pesquisas, perdería en todos los escenarios de segunda vuelta. Si ningún candidato supera el 50 por ciento de los votos, una potencial segunda vuelta de las elecciones brasileñas se disputaría el 28 de octubre.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply