El objeto que todos usamos en los aeropuertos y tiene más gérmenes que los baños

Sociedad

Los puestos de seguridad de los aeropuertos están para protegernos, pero también podrían contagiarnos resfríos o cosas peores.

A todos los lugares y superficies que se nos ha advertido que están repletos de gérmenes o bacterias -las mascotas, los asientos del subte, las cabinas de los aviones, los cajeros automáticos- hay que sumarles ahora las bandejas de seguridad de los aeropuertos.

Las bandejas plásticas -esas que se usan en los puntos de control de los aeropuertos de todo el mundo y pasan por las manos de millones de pasajeros que ponen en ellas sus zapatos, laptops, equipaje de mano y ropa para pasarlos por el escáner de rayos X- contienen una gran variedad de gérmenes, entre ellos los responsables del resfrío común, según investigadores europeos.

Científicos de la Universidad de Nottingham, en Inglaterra, y del Instituto Nacional Finlandés para la Salud y el Bienestar, tomaron muestras de lugares tocados con frecuencia en el aeropuerto de Helsinki, en Finlandia, durante y después de las horas pico en el invierno de 2016, y recogieron rastros de rinovirus, fuente del resfrío común, y del virus de la gripe A.

Encontraron vestigios en la mitad de las bandejas para equipaje, más que en cualquier otra superficie que hayan examinado. Según dijeron, no se hallaron virus de esos tipos en las superficies de los baños del aeropuerto.

Los resultados del estudio, divulgados en la publicación especializada BMC Infectious Diseases, podrían contribuir a mejorar las estrategias de salud pública en la lucha contra la expansión de enfermedades contagiosas en todo el mundo. Y ayudar a educar a la gente respecto de cómo se expanden las enfermedades que tratamos de evitar todos los inviernos, dijo Jonathan Van-Tam, profesor de protección de la salud de la Universidad de Nottingham.

Muchas de las superficies que tocamos a diario albergan gérmenes y pueden diseminarlos. Entre ellas están los celulares, las esponjas de cocina e incluso los simpáticos patitos de goma de las bañaderas. Pero es sabido que el transporte aéreo acelera la expansión mundial de enfermedades como la gripe, generada naturalmente, y potencialmente otras generadas intencionalmente.

La Unión Europea ha creado un proyecto de investigación, llamado Pandhub, para evitar la diseminación de microorganismos patógenos de “alto riesgo” por medio del transporte público, y el estudio de la Universidad de Nottingham y el Instituto Finlandés forman parte de él.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply