Los seis meses de terror que sufrió Wanda, la adolescente asesinada en Córdoba

Policiales

El crimen de la adolescente Wanda Navarro atravesó a los vecinos de la localidad cordobesa de Jesús María hace dos semanas y todavía no salen de la conmoción. En las últimas horas el fiscal a cargo de la investigación recaratuló la causa como femicidio y ya son tres los detenidos. El espanto, sin embargo, parece lejos de terminar.

La sospecha es que la chica de 15 años sufrió por lo menos seis meses de terror antes de ser asesinada. Todo habría empezado cuando empezó una relación con un hombre mucho mayor que ella, según publicó el diario La Voz. Esta persona habría abusado de ella sexualmente pero además, de acuerdo a las pruebas surgidas de la investigación, también la habría forzado a tener relaciones sexuales con otros amigos, todos mayores de edad.

Según consta en la causa, la sometía con una navaja y la obligaba a consumir drogas y alcohol. La relación se llenó de amenazas y extorsiones, un infierno que Wanda no supo cómo compartir con su familia para pedir ayuda. Así soportó meses, hasta que finalmente la mataron.

Los tres detenidos son Mario Rubén García, Claudio Damián Schmidt y Walter Maximiliano, de 29, 38 y 30 años respectivamente. El primero está acusado de ser el autor material del crimen y los otros dos, como coautores de la muerte de la adolescente. Todos están alojados en el penal de Bouwer y de ser encontrados culpables, podrían ser condenados a prisión perpetua.

Reconstrucción del femicidio de Wanda
La adolescente salió de su casa para ir al colegio el jueves 23 de agosto y esa fue la última vez que la vieron con vida. Una hora antes que ella, de un bar cerca de su domicilio, hubo testigos que vieron salir a los acusados tras una noche de excesos.

La presunción es que la interceptaron en el camino y se fue con ellos, aunque todavía no pudieron determinar si lo hizo obligada o por su propia voluntad. Lo cierto es que su familia ya no volvió a verla viva.

Su cuerpo fue encontrado el sábado 25 boca abajo y en ropa interior, apenas tapado con unas ramas. Si bien las pericias descartaron que hubiera sido violada, confirmaron que tuvo una muerte cruel. Tenía cortaduras en la cara, signos de estrangulamiento y tres golpes muy fuertes en la cabeza.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply