Ya son cuatro las víctimas de la bacteria: murió una nena en Rosario y otra en Posadas

Sociedad

Otras dos nenas fallecieron en los últimos días producto de la bacteria streptococcus pyogene, por la cual ya murieron dos niños en hospital Elizalde, en Buenos Aires poniendo en alerta al sistema sanitario.

Uno de los casos se registró en Rosario, cuando una nena de 6 años ingresó por un cuadro de septicemia. Su fallecimiento en la capital santafesina por la misma bacteria fue confirmado por la infectóloga integrante del área de Epidemiología de la provincia de Santa Fe, Liliana Benegas.

“Se le dio tratamiento a la niña pero la evolución de la bacteria fue muy rápida y se produjo un shock séptico y no respondió”, dijo la infectóloga, según Rosario 3. “La evolución de una enfermedad invasiva no sólo produce la bacteria sino toxinas y la evolución es mucho más rápida”, describió la médica.

El segundo caso fue en Posadas, el pasado sábado, aunque recién se conoció hoy. Luana tenía 7 años y falleció en el Sanatorio Caminos. En total, las víctimas fatales de la bacteria ya son cuatro: los primeros dos casos que se conocieron entre ayer y hoy fueron los ocurridos en Capital, en el hospital Elizalde.

Por esa misma enfermedad, también hubo 3 chicos en grave estado en la exCasa Cuna, aunque uno fue dado de alta y otros dos se encuentran “estables”. Sin embargo, la cantidad de casos en tan poco tiempo ocasionó que la Secretaría de Salud nacional emitiera una alerta epidemiológica.

Es que, la aparición de estas infecciones severas es poco frecuente y, en estos últimos días, se registraron cinco casos graves, en pacientes sin ningún vínculo entre sí que pudiera haber ocasionado un contagio. Sin embargo, los especialistas aclaran que no es un brote o una epidemia.

El infectólogo Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital Ricardo Gutiérrez, explicó esta mañana que en la fase común, la bacteria afecta básicamente dos órganos y “produce dolor de garganta con fiebre alta, con molestias para tragar importantes y aparecen placas o lesiones amarillentas”. “También aparecen lesiones de piel, que parecen lastimaduras o granitos, que cuando uno se los rasca, se lleva la batería con ellos y puede contagiar a otros”, explicó.

Sin embargo, la enfermedad puede ser grave si pasa a sangre, explica el médico, convirtiéndose en enfermedad invasiva. “Los cuadros que pasan a sangre son excepcionales, que ocurren en pacientes que tienen infecciones previas por varicela o que están recibiendo alguna droga inmunosupresora”, indicó.

Y agregó: “Esta enfermedad, tratada precozmente, la mortalidad es bajísima. Estos chicos llegaron tardísimo a la consulta. Por eso la importancia de la alerta epidemiológica, para que los padres hagan rápido la consulta”.

Sin embargo, para no generar pánico, López aclaró que no hay un brote o una epidemia, ni tampoco una vacuna que prevenga. “Lo que sí es recomendable es que los padres consulten a un médico precozmente. Si el chico tiene dolor de garganta, fiebre alta y molestias para tragar, que lo vea su médico”, recomendó, agregando que también es importante lavarse regularmente las manos y cortarse las uñas.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply