Baradel y Petrocini arrancaron un nuevo paro y exigen un aumento del 47%

Politica

En el arranque de una nueva medida de fuerza, los docentes de la provincia de Buenos Aires volvieron a la carga con el reclamo de la cláusula gatillo para no perder contra la inflación, al tiempo que reclamaron una suba salarial de entre 42% y 47%.

En el marco de un paro por 48 horas, los gremios realizaron esta mañana una movilización a la Casa de la Provincia en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), donde montaron un escenario y realizaron un acto. Allí, los representantes sindicales volvieron a rechazar el decreto que consolida un aumento salarial del 19% hasta agosto y reclamaron que la cláusula gatillo sea parte de la negociación.

Asimismo, cruzaron al Gobierno al señalar que la convocatoria al nuevo encuentro paritario se realizó después de la conferencia de prensa del viernes pasado en la que los gremios anunciaron el paro para hoy y mañana.

Tras el anuncio, el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, convocó a los sindicatos para el jueves. El funcionario dijo que no hay cierre unilateral de paritarias y criticó la medida de fuerza. “¿Por qué el paro cuando los estamos convocando?”, consideró Villegas, que calificó a la medida de fuerza de “oportunista y política”. “Estamos buscando una alternativa que nos permita superar el conflicto”, afirmó.

Los líderes gremiales cargaron fuerte contra María Eugenia Vidal. “El reclamo es absolutamente justo: no perder poder adquisitivo frente a la inflación. Vidal le planteó a la sociedad que daba aumentos de acuerdo a la inflación y hoy se demostró que es una mentira. El decreto que firmó es del 19% hasta agosto cuando en ese mes ya alcanzaba el 24% y hoy es del 31″, dijo el titular de Suteba, Roberto Baradel.

Por su parte, la presidenta de FEB, Mirta Petrocini, advirtió que “si el Gobierno no tiene la voluntad de diálogo con la cláusula gatillo sobre la mesa, las medidas de fuerza se van a profundizar”. Y sostuvo que los salarios actuales “están orillando la línea de indigencia”.

“Estamos en un 90% de adhesión con terribles descuentos, con sumarios con persecución. No saben que los docentes de todas las escuelas tenemos fuerza y que no nos resignamos jamás en una lucha cuando nuestros derechos son despojados después de años de conquistas y las propuestas son de hambre”, amplió Petrocini.

Los gremios docentes acordaron la avanzar con una huelga de 48 horas en protesta contra el reciente decreto 1.145 de Vidal, que confirmó el aumento salarial del 19% para lo que va del año. Desde el gobierno provincial aclararon que no da por cerrada la paritaria sino solo oficializó la suba en cuotas a los docentes.

Con esta medida de fuerza los docentes de la provincia de Buenos Aires llegarán a los 24 días de paro en lo que va del 2018, lo que significa que millones de alumnos tendrán este año un mes menos de clases.

La paritaria docente ya se convirtió en la más extensa de la última década y en la Provincia no ven una chance de que se cierre antes de fin de año. El tema es sensible y preocupa en el gabinete de la gobernadora, donde el ministro Sánchez Zinny no tiene en marcha una estrategia para encauzar la negociación.

Los funcionarios de Vidal aseguran que los docentes no vienen perdiendo contra la inflación y apuntan la bronca contra el titular de Suteba, Roberto Baradel.

Mientras tanto, dentro del gobierno crece el malestar con el ministro de Educación, Gabriel Sánchez Zinny, quien decidió no opinar más sobre el conflicto al tiempo que en pleno anuncio de la medida de fuerza se mostró realizando actividades en escuelas del interior de la Provincia.

Este viernes, mientras el Frente de Unidad Docente anunciaba una medida de fuerza el próximo lunes y martes y el Gobierno bonaerense los convocaba para el jueves, Sánchez Zinny compartía fotos de su visita a una escuela de Miramar.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply