¿Cómo bajar el precio de los alquileres?

Sociedad

Durante los últimos días se empezó a debatir como solucionar uno de los mayores inconvenientes para muchos argentinos. Como empoderar a los inquilinos. Desde el gobierno lanzan algunas bombas de humo pero no tocan el problema mayor, las viviendas ociosas.
Quienes alquilan una vivienda se sumergen en una espiral de conflictos. En primer lugar las dificultades que implica conseguir el dinero y las garantías para poder entrar a un alquiler, una vez superado dicho conflicto, se entra a una zona de indefención asombrosa. Entre ellas, las barreras de acceso al alquiler, las dificultades para permanecer en un departamento a lo largo de todo un contrato, la escasa oferta de viviendas para alquilar y la falta de controles.
Se estima que solo en la Capital Federal y gran Buenos Aires hay un déficit habitacional de 3 millones de viviendas. ¿Pero por qué tantas dificultades y, fundamentalmente, precios tan altos? sencillamente por la gran cantidad de unidades de vivienda vacías, que sus dueños poseen como activos para inversión, sin función habitacional alguna, no vive nadie, no se alquila para ningun negocio, etc. Solo en la Ciudad se estima que hay 65.000 viviendas en condiciones de ser habitadas, pero se encuentran vacías.
Al haber escases de viviendas que se alquilen, se achica la cantidad de unidades que se ofertan y por “oferta y demanda” aumentan los precios, sobre todo en momentos como estos, donde la mega devaluación hizo que mucha gente desista de los créditos hipotecarios y vuelvan a la renta de un departamento.
A la luz de estas cifras, lo que se propone es crear un impuesto, que sirva como incentivo para que aquellos dueños que mantienen ociosas a sus viviendas tengan incetivo para alquilarlas y mejorar la cantidad de viviendas disponibles y que de esa forma bajen los precios y se faciliten las condiciones. Dicho impuesto podría utilizarse para la construcción de viviendas sociales.
¿Esto soluciona la problemática? No, en absoluto, pero es un comienzo para dar respuesta a uno de los mayores problemas de muchos argentinos.
No estamos proponiendo nada nuevo ni loco, en la mayoría de los países de la Unión Europea se expropia y hasta demuelen viviendas ociosas. Como norma general se aplican dos vías para luchar contra lo que considera una patología urbana: penalizaciones ante la permanencia voluntaria en desuso.
En Holanda, es legal incluso la ocupación de viviendas que hayan estado vacías más de un año. En Alemania se contemplan multas, expropiación temporal y alquiler forzoso. Incluso expropiación definitiva, o Italia, que prevé la penalización fiscal que imponen los Consistorios a las viviendas vacías y por un importe del 9 por mil del valor catastral.
Como venimos sosteniendo, la solución a muchos de los problemas que vivimos día a día, se encuentra en tener la decisión de querer hacerlo. Y eso no es algo que sobre en la política tradicional.

Link video: https://youtu.be/o6ge5MCRwTQ

Leo Anzalone

Escrito por CincoDias

Leave a Reply