Javier Olmedo le apuntó a “El Potro” Rodrigo: “Por su culpa murió mi hermano Fernando

Espectáculos

El fatal accidente de la noche del 24 de junio de 2000 en que falleció el popular cantante El Potro Rodrigo Bueno, también le costó la vida a Fernando Olmedo, uno de los hijos que Alberto Olmedo tuvo con Judith Jaroslavsky.

El cantante y el hijo del humorista no se conocían, pero se cruzaron esa noche en un restaurante porteño y Rodrigo lo invitó a un show suyo en la Ciudad de La Plata. Al regresar, en la autopista Buenos Aires – La Plata, tuvo lugar el accidente automovilístico que le costó la vida a ambos.

A 18 años de aquel trágico episodio, que se revivió con el estreno de la película El Potro, lo mejor del amor, Javier Olmedo aseguró que el único responsable de la muerte de su hermano Fernando es Rodrigo.

Fernando Olmedo. El hijo del popular humorista falleció el 24 de junio de 2000 en un accidente transito junto al músico Rodrigo Bueno. (Archivo).

“Quise saber absolutamente todo lo que pasó esa noche porque perdí a mi hermano por culpa de Rodrigo. Me resultaba simpático hasta que su impericia y su falta de respeto mataron a Fernando”, señaló Javier en un crudo relato que reflejó el portal Teleshow.

Javier, además, reveló la última conversación que tuvieron Rodrigo y Fernando, según le contó Jorge Pablo “el negro” Moreno, productor del cantante, que viajaba con ellos y logró sobrevivir al accidente.

“Rodrigo, no está la traba para engancharlo, y a mí no me gustar andar en auto sin cinturón de seguridad”, le habría dicho Fernando. A lo que El Potro le contestó: “Fer, debe haber quedado abajo de los asientos: tendría que desarmar toda la camioneta para ponerlo. Pero quedate tranquilo que cuando llegamos al lugar del show le pido a mi gente que los levante y te acomoden el cinturón”.

Fernando le habría vuelto a remarcar la falta de cinturones de seguridad, situación que lo preocupaba especialmente en cada oportunidad que se subía a un auto. “Tranquilo, Fer… Vamos despacio. No pasa nada”, le habría reiterado Rodrigo, según el relato de Javier, minutos antes del choque.

“Nunca llegaron…”, lamentó Javier, que también le adjudica responsabilidad al empresario Alfredo Pesquera, quien iba al volante del otro vehículo involucrado: “Si ese hijo de p… hubiera avisado que hubo un accidente, mi hermano estaría vivo”, dijo. “Si alguien le hubiese puesto un torniquete en la pierna que se le cortó, estaría vivo”, se lamentó.

Escrito por CincoDias

Leave a Reply